Thank you for your loving support this Giving Tuesday!

¡No hay pecado, enfermedad, o muerte en el reino, y ese reino está aquí!
Ideas de Aplicación Metafísica para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana

“¿Son reales el pecado, la enfermedad y la muerte?
para la semana del 4 al 10 de octubre 2021

por Kerry Jenkins, CS, desde House Springs, MO
kerry.helen.jenkins@gmail.com • 314-406-0041


 Traducción libre de Maria Luisa Heron autorizada por W Huff.


INTRODUCCIÓN

Hemos revisado durante las últimas semanas qué es lo sustancial, qué es lo real, lo qué es lo irreal … y ahora estamos viendo esta semana específicamente el tema de si el pecado, la enfermedad y la muerte son reales. Es posible que conozcamos la “respuesta de la Escuela Dominical” a esta pregunta: “no”. Pero, ¿cómo respondemos a esto en nuestros corazones para que podamos decir honestamente que nos sentimos conectados, seguros y en uno con el Amor de tal manera que podamos responder esta pregunta de manera negativa con convicción? Creo que esta respuesta se encuentra en nuestro trabajo diario y en la demostración de sanación de la Ciencia Cristiana. Como ejemplo, ¿respondemos a situaciones extenuantes con un reconocimiento del control del Amor, una convicción de que la Verdad emergerá a la superficie de forma natural? ¿O nos rendimos a la desesperación o al pánico?

 

 

 

TEXTO ÁUREO

Note que nuestro Texto Áureo de esta semana habla de la seguridad de que “He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá;… ” (lo que está en negrita y en cursiva se ha agregado). Aquí hay certeza. ¿Desde cuándo los sentidos humanos nos han dado certeza del poder y la presencia de Dios de manera consistente? No lo hacen, y nunca podrán. Pero como hemos aprendido en las últimas semanas, podemos aprender a usar nuestros sentidos espirituales para discernir entre lo verdadero y lo falso.

 

Podemos escuchar la guía correcta de la Mente. Podemos esperar en el Amor y sentir la presencia del Amor cuando nuestros pensamientos están quietos y tranquilos. ¿Nos sentiremos siempre en paz y saludables? Es probable que no. La condición humana está cargada de desafíos. Pero cada desafío puede convertirse en una oportunidad para usar nuestras habilidades Científicas del pensamiento Cristiano. Podemos obedecer el mandato de Jesús en la cita B12 / Matt. 10: 1, 8 a: “Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios: de gracia recibisteis, dad de gracia”.

 

A medida que aprendemos, paso a paso, a superar las sugerencias de estar separados de nuestra Fuente divina todo-buena y todopoderosa, nos encontramos sintiendo la confianza y la convicción que viene con la práctica. Descubrimos que estamos cada vez menos impresionados con la apariencia física de las cosas, y más y más agradecidos y profundamente maravillados por el poder y la bondad de Dios a nuestro alrededor. Esto es lo que nos da la capacidad de sentir profundamente la respuesta correcta a la pregunta planteada por el tema de esta semana, incluso cuando nos encontremos con evidencia física de lo contrario.

 

LECTURA ALTERNADA

  1. A pesar de la aparente evidencia física, de hecho, no falta nada en nuestra experiencia con el Amor de nuestro Padre-Madre. “..Porque sacia al alma menesterosa, y llena de bien al alma hambrienta. (parte de nuestra Lectura Alternada (LA) de esta semana del Sal. 107: 9). Dios nos da abundante inspiración, ideas, comprensión y plenitud. Nuestra tarea podría verse como “tener hambre”, “pedir” a Dios y tener curiosidad. Este hermoso pasaje de nuestra Lectura Alternada expresa este tipo de deseo y curiosidad poniendo de manifiesto la convicción y la confianza que nos permite tener la capacidad de experimentar una vida cada vez más libre de pecado, enfermedad y muerte. “Hazme oír porla mañana tu misericordiaporque en ti he confiado; hazme saber el camino por el que debo andarporque a ti he elevado mi alma” (RR / Sal.143: 8 y estribillo del Himno 457)

 

SECCIÓN 1: DIOS CAUSA SOLO  EL BIEN.

Por lo general, este pasaje de la cita B2 / Isaías 61: 1 está vinculado a una profecía de Jesús. Pero, ¿y si pensáramos en aplicarla a nosotros mismos? ¿Qué sería si tomamos el manto de Jesús, su mandato (declarado más adelante en esta Lección Bíblica (cita B12 / Mat. 10: 8), y continuamos con su legado de sanidad? ¿Y si esto es lo que significa no ” … os conforméis a este siglo: ” sino para ser ” transformados por medio de la renovación de [vuestro] entendimiento”… de tal manera que nos sea posible “comprobar cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. (cita B3 / Romanos 12: 2) ¿No es esta lista muy parecida al mandato de Jesús de sanar a los enfermos, resucitar a los muertos, etc.? (cita B12 / Mat. 10: 8)

 

Encuentro útil observar la declaración de Mary Baker Eddy en la cita C&S 6: Entendemos la Ciencia divina sólo a medida que vivimos por encima del sentido corporal y lo corregimos. (cit. C&S 6 / 167: 6) ¿No es este acto de vivir por encima de nuestros sentidos y corregirlos, un acto de rechazar la conformidad con el “mundo”, la imagen material de las cosas? Ella termina este pasaje con esta declaración de hecho: ” La proporción en que admitimos las reivindicaciones  del bien o del mal determina la armonía de nuestra existencia, nuestra salud, nuestra longevidad y nuestro cristianismo”. (cit. C&S 6 / 167: 6, negrita de admitimos agregada y aplicada a continuación)

[Warren: Aquí la aplicación de una idea.]

Mientras camino por un terreno accidentado, casi todos los fines de semana en busca de los mejores lugares para ver a mis hijos en sus motocicletas, hay momentos en que el dolor puede surgir. He descubierto que con una gratitud inquebrantable y un claro reconocimiento y admisión de que mi movilidad, gracia, equilibrio, gozo, energía, fuerza, se conectan con Dios al ser todos espirituales, e intactos y que nunca residen en la materia, ese dolor disminuye y desaparece. Encuentro mi pensamiento libre y lleno de alegría.

Encuentro mi pensamiento lleno de independencia y alegría al estar en una area llena de árboles, sin importar las condiciones del clima, y ​​llena de entusiasmo y con la expectativa de lo bueno para todos los que se encuentran en la competencia. Ciertamente, es mi experiencia subjetiva, pero Científica, que al excluir las afirmaciones materiales tengo más libertad para disfrutar de todo tipo de actividades. Este es solo un pequeño ejemplo, y tal vez no sea impresionante aquí por escrito, pero se siente profundamente mientras camino hacia arriba y hacia abajo por pendientes empinadas y rocosas y siento la presencia de Dios y el poder gozoso conmigo. Puede haber ocasiones en las que mis enaltecimientos provengan de lugares más accesibles, pero siempre existen con la admisión que Dios es la fuente de mi movimiento sin dolor, con flexibilidad, con gracia, con fuerza, etc.

 

 

Al trabajar desde este punto de partida, todos podemos encontrar por nosotros mismos que las afirmaciones del sentido, acerca de   nuestra habilidad para vivir libres de enfermedad, hace decrecer la limitación de cualquier tipo, ¡no son una ley como parecen ser! Viviendo de esta manera, admitimos a nosotros mismos cada vez más la soberanía única del bien, y la comenzamos a comprender y a probar inmediatamente que Dios es sólo la causa del bien y “determina la armonía de nuestra existencia, nuestra salud, nuestra longevidad y nuestro cristianismo”. . “(cita C&S 6 / 167: 6.

 

SECCIÓN 2: EL PECADO SE DESTRUYE AL VER QUE NO TIENE NI PODER, NI FUENTE ALGUNA.

 

Los hermanos de José se llenaron de temor después de la muerte de su padre, Jacob. Jacob quien parecía ser la única protección contra la venganza que seguramente José tomaría contra ellos por el horrible trato que ellos le habían dado. Sin embargo, esta historia en la cita B5 / Gen. 50: 15-21 ilustra la impotencia que tenía el pecado sobre el pensamiento y la acción de José. Hace solo unas semanas, en nuestra Lección Bíblica, lo encontramos rechazando las insinuaciones de la esposa de Potifar que trató de seducirlo. Ahora, en esta lección, solo reconoce el poder de Dios en las acciones del hermano.

 

José afirma que a pesar de todos los malos tratos que parecía sufrir, derivados de la traición de sus hermanos, estaba aquí divinamente preparado para salvarlos, así como a naciones enteras, de la inanición durante una sequía de siete años. Su misericordia para con ellos provenía de la convicción de la bondad, el gobierno y el control de Dios. ¡Debe haber tenido que perfeccionar este sentido de fe, confianza y convicción durante los muchos años que pasó como esclavo y prisionero!

 

Y finalmente, como adulto casado, José pudo ver que “… la Verdad destruye el error y el Amor destruye el odio”. (cita C&S 9/339: 1-19, 28-32) Al leer la historia de José, parecería que nunca admitió el poder en el pecado, sin importarle en su experiencia los pecados de los otros. Nunca sucumbió al odio de sus hermanos, ni al sentimiento de injusticia por parte de nadie. Confiando en el control de Dios, pudo superar la tentación de albergar resentimiento, venganza u odio. José se erige como un ejemplo brillante de un hombre que, a pesar de toda la evidencia humana, nunca cedió a sentirse víctima de los pecados de los demás.

 

[W: Piensa en lo que puede significar para ti un bautismo de perdón total y una experiencia expurgada”]

 

Como José, podemos superar la tentación de sentirnos víctimas de la maldad ajena. Qué liberador para nosotros, y para el mundo entero, el estar verdaderamente dispuestos a dejar ir una historia de esclavitud y victimización. Dios tiene el único poder sobre el hombre, todo aparente poder humano es destruido por nuestro reconocimiento y demostración de este hecho.

Mary Baker Eddy amplifica este punto: “La historia humana necesita ser revisada y el registro material expurgado … Pero San Pablo resumió el carácter de Jesús como modelo del cristianismo, en estas palabras:“ Considerad a aquel que soportó tal contradicción de pecadores contra sí mismo “El cual, habiéndole sido propuesto gozo, sufrió la cruz, menospreciando la vergüenza, y sentóse á la diestra del trono de Dios”

 

Puede ser que la batalla de la vida mortal todavía se lleve a cabo, y debe continuar hasta que los errores involucrados sean vencidos por la Ciencia que trae la victoria; pero ¡este triunfo llegará! Dios está sobre todo. Él solo es nuestro origen, objetivo y ser. El hombre real no es del polvo, ni ha sido creado jamás a través de la carne; porque su padre y su madre son de un solo Espíritu, y sus hermanos son todos hijos de un padre, el bien eterno ”. (Retrospección e Introspección, p. 22: 1–21, cursiva en negrita agregada)

 

 

SECCIÓN 3: NO EXISTE LA LEY DE LA ENFERMEDAD.

 

Teológicamente se ha aceptado que la religión está aquí para liberar al hombre del pecado. Pero para la mayoría, es en el mejor de los casos un recurso irregular para curar enfermedades. Esto contradice el ejemplo dejado por el maestro cristiano, Cristo Jesús. Pero si cometemos el error de distanciarnos de Jesús asumiendo que su poder sanador fue un regalo exclusivo solo para ese tiempo, o que Jesús era Dios mismo, nos acabamos de unir a los millones que ven la oración como una petición de acierto o error. un Dios que puede o no responder. Para experimentar el gozo de sanar enfermedades de la manera en que Cristo Jesús sanó (¡y nos dijo que podíamos hacerlo!), Podemos comenzar admitiendo que Dios nunca haría una ley que contradiga Su bondad. (cita C&S 12 / 227: 30)

 

[W:Un ejemplo que desmiente las “leyes” del contagio que intentarían contradecir el bien]

Hace muy poco, uno de mis hijos se enfermó de un resfriado bastante intenso. Una semana después lo siguió un segundo de nuestros hijos. Unos días después de eso, comencé a experimentar estos mismos síntomas. Había estado orando diligentemente (¡y había estado bien preparado durante el último año y medio!) Para comprender más profundamente las leyes de Dios como las únicas leyes. No podría haber una ley del mal contagioso para invadir nuestro hogar (nuestra comunidad, nuestro mundo). Los primeros síntomas continuaron adhiriéndose a mí durante un par de días, aunque no se desarrollaron más. Una tarde pasé una hora entera en tranquila contemplación de Dios, la presencia del Amor, la bondad, el poder. No se me ocurrieron grandes ideas durante esa hora, solo gratitud y tranquilidad. Los síntomas desaparecieron y nadie más en nuestra familia desarrolló estos síntomas.

 

El principal de la sinagoga en la historia de Lucas 13: 11-17 quería negarle a la mujer enferma su curación basada en una supuesta “ley” de Dios. La única ley que Jesús obedeció, fue la ley del Amor, la Verdad y la Vida. ¡Nosotros también podemos obedecer esta ley y experimentar la libertad de la así-llamada ley de la enfermedad!

 

 

SECCIÓN 4: CURAR, NO DISPUTAR SOBRE LA MATERIA Y SUS APARIENCIAS.

 

¿Alguna vez has sentido que no puedes apartar la vista de las insinuaciones del cuerpo? Tú no estás solo. Esta famosa declaración de 1ra. de Corintios explica la confrontación que nos presenta el sentido material. “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios “. (cit. B10 / 1Cor. 2: 9, 10) Los sentidos materiales generalmente no respaldan los hechos espirituales.

 

[W:¿Cómo podemos poner en practica esto?]

En lugar de mirar y someternos a los puntos de vista y fábulas de los sentidos generalmente falsos, encontramos hechos y pruebas espirituales a través del sentido espiritual, a través de escuchar  tranquila y silenciosamente, nuestra práctica de notar a Dios y a Su bondad la que nos rodea. En lugar de “debatir” con nuestro cuerpo, al preguntarnos por qué actúa como tal, al especular sobre la fuente del problema o, en general, tener temor de lo que está sucediendo, podemos “… y elevarse sobre los así llamados dolores y placeres de los sentidos “. (cit. C&S 16 / 242: 9) Esta habilidad se basa en el hecho de que el reino de Dios está realmente dentro de cada uno de nosotros, no “afuera” en algún lugar donde debemos buscar más allá de nuestra propia conciencia. Es apropiado para todos mirar el pasaje en Mateo 10: 1, 8 (cita B12) donde Jesús da poder a sus discípulos y recordemos que nosotros también somos discípulos. A nosotros también se nos ha dado este poder, como hijos de Dios.

 

SECCIÓN 5: LA EXISTENCIA NO ESTÁ CONTINGENTE EN LA MATERIA.

 

Quizás eso suene de un carácter exagerado. Si la vida se limita completamente a la materia, entonces no hay explicación para el ejemplo en esta sección de Pablo resucitando a Eutico de la muerte, o el número de otros ejemplos de este tipo de curación en la Biblia y en nuestras publicaciones periódicas, así como en las biografías. de Mary Baker Eddy.

 

[W una reciente demonstracion de lo que significa liberarse de lo que la muerte puede significar en cada uno de nosotros y a nuestra manada:] Este verano tuvimos un hermoso ejemplo en los campamentos de CedarS de una negación de lo que parecía ser la muerte casi segura de uno de los caballos. Estaba deprimida y parecía incapaz de pararse incluso con la mejor de nuestras ayudas. Después de algún tiempo, mientras oramos en voz alta, le cantamos himnos y la consolábamos, ella realmente parecía estar al borde de la muerte. Sus piernas se movían de manera extraña y su lengua colgaba fuera de su boca. Continuamos nuestro trabajo, a veces hablándole verdades científicas directamente al oído. Habíamos llamado a un veterinario para que nos ayudara a ponerla de pie y, después de más de una hora, parecía que era necesario que el veterinario la dejara en el suelo. Cuando llegó, con la ayuda de herramientas que no teníamos, pudo ponerla de pie. Después de eso, escuchó su corazón, estómago, etc. y la revisó. Nos pidió que le ofreciéramos un poco de grano que ella comió con deleite. Se quedó allí unos minutos y dijo “¡Bueno, fue una agradable sorpresa!” Luego empacó y se fue. A Jasmine la dejaron salir a un prado con hierba y agua. Ha tenido un verano feliz, llena de vida. El veterinario ofreció algunas posibles razones para algunos de los efectos secundarios que vimos. Pero era evidente para todos los presentes que la cojera y un nervio pinzado en su cara no explicaban los síntomas que presenciamos. Algo había ocurrido que estaba más allá de la explicación humana.

 

Si bien reconocemos que en última instancia, es posible que no demostremos aquí sobre la sugerencia de la muerte, nunca necesitamos consentirla como una realidad presente, o como poder sobre Dios / Vida. En Unity of Good, Mary Baker Eddy nos dice que “El logro de este ultimátum de la Ciencia, el triunfo total sobre la muerte, requiere tiempo y un inmenso crecimiento espiritual. De ninguna manera he hablado de mí misma, no puedo hablar de mí misma como” suficiente para “Insisto sólo en el hecho, tal como existe en la Ciencia divina, de que el hombre no muere … Por estas profundas razones exhorto a los cristianos a tener más fe en vivir que en morir”. (Un 43: 9-22 agregado en negrita)

 

Y tenemos esto de 1 Juan 5:11 “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo”. En el libro Years of Authority de Robert Peel, cita a Mary Baker Eddy diciendo: “En realidad, no hay muerte, pero nunca supuse que no debería pasar la transición de este estado de existencia a otro”. y más adelante en la página 355 “Todavía no he alcanzado la prueba práctica definitiva de la Ciencia Cristiana absoluta … y puede que nunca la alcance mientras permanezca visible para los sentidos personales. Pero lo he escrito y mis obras lo enseñan”. Esto parece una afirmación maravillosa para todos nosotros de que estamos trabajando juntos para demostrar las leyes del bien que Jesús nos instó a seguir practicando, que nunca debemos abandonar nuestros esfuerzos simplemente porque, en el sentido material, las cosas parecen desalentadoras.

 

 

 

SECCIÓN 6: EL SENTIDO ESPIRITUAL ES EL ESTADO SUBJETIVO DE VER EL REINO DE DIOS EN NOSOTROS MISMOS.

 

Claramente no hay pecado, enfermedad o muerte en el reino de Dios. Este es el reino que Juan vislumbró y sobre el que escribió en Apocalipsis. Podemos sentirnos animados por el hecho de que John tuvo esta visión, como nos dice Mary Baker Eddy mientras “… en nuestro plano de existencia …”. (cit. C&S 27 / 573: 3-5, 13 Esto es cierto en cada curación que experimentamos.

 

[W: Priorizar la aplicación de lo que puede significar para cada uno de nosotros, y para nuestro mundo, sentir la totalidad del bien.] Tómate un tiempo hoy para sentarte quieto y reflexionar sobre la presencia de Dios, el poder del Amor y la Vida que nos rodea. Podemos participar en esta revelación poco a poco cuando demos el espacio y el tiempo para ello en nuestras ajetreadas vidas. A través de esta práctica, encontramos que el pecado, la enfermedad y la muerte disminuyen en sus intentos de ponernos temerosos, desanimados y desesperanzados. Experimentamos la libertad de la vida en el reino, incluso el más mínimo destello de esto es suficiente para traer alegría, paciencia, calma, esperanza. ¡Vale la pena el tiempo y el esfuerzo para practicar lo que el Maestro nos pidió que hiciéramos!

 

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top