Thank you for another best summer yet!

 

“Pastor, lávame y límpiame//Tus corderos van tras de Ti, Pastor”
Ideas de Aplicaciones Metafísicas para la Lección Bíblica del Cuaderno Trimestral de la Ciencia Cristiana sobre

“Espíritu”
del 1 al 7 de agosto de 2022

por Christie C. Hanzlik, CS en Boulder, CO
ccern@mac.com • 720-331-9356 • christiecs.com

traducción libre de P.Kelly autorizada por W.Huff

La Lección Bíblica de esta semana sobre el Espíritu aplica el refrescante concepto del bautismo — entendido como purificación y renovación — a nosotros mismos, a nuestras comunidades, a la tierra y a toda existencia. Antes de leer esta lección, no había pensado en la aplicación del bautismo a algo más que a un individuo, pero esta lección nos muestra cómo el concepto puede aplicarse a la humanidad, a la tierra y a nosotros como individuos a medida que nos despojamos y liberamos y nos sentimos limpiados de un sentido limitado y restrictivo de nosotros mismos, de nuestras comunidades, de toda la tierra y de toda la existencia.

Como verás, la Lección incluye varias palabras definidas en el Glosario de Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras de Mary Baker Eddy. En muchas de las palabras definidas en el Glosario, encontramos tanto una forma espiritual (ilimitada) de entender la palabra, como también una forma material (o limitada) de entender la palabra. Por ejemplo, la palabra “roca” se define como “fundamento espiritual”, que sería la comprensión espiritual de la palabra “roca” y “frialdad y obstinación”, que sería un significado limitado o restrictivo de roca. (Ciencia y Salud 593:18)

Mientras leo la Lección, me resulta útil considerar definiciones a la manera del Glosario para términos que no están en la Lección. Por ejemplo, el Texto Áureo (idea principal) de la Lección dice: “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha.” (TA, Juan 6: 63) Me parece útil considerar una definición estilo Glosario para la palabra “carne”. Por supuesto, cada uno de nosotros puede llegar a su propia comprensión de esta palabra, pero para mí, la defino como…

CARNE. Un sentido limitado, extremadamente inadecuado de uno mismo y de nuestra existencia [material]; el significado y la sustancia de la existencia [espiritual].

“Jesús no reconoció ningún vínculo con la carne.” (Ciencia y Salud pág. 31) “Aquel Verbo fue hecho carne”. (Juan 1:14)

“Su carne y sangre verdaderas eran su Vida; y en verdad comen su carne y beben su sangre, los que participan de esa Vida divina.” (Ciencia y Salud pág. 25)

Entonces, tenemos ejemplos de cómo la Biblia usa la palabra “carne” tanto en formas materiales/limitadas, como también en formas espirituales/ilimitadas. Esta definición de “carne” que sugerí incluye el sentido material/limitado de la palabra, así como el sentido espiritual/ilimitado de la misma. La referencia a la “carne” en el Texto Áureo — “la carne para nada aprovecha” — se refiere claramente al sentido limitado y extremadamente inadecuado del yo y de nuestra existencia. Entonces, podríamos leer el Texto Áureo de esta manera: El Espíritu es el que da vida; un sentido de uno mismo limitado y extremadamente inadecuado no aprovecha nada. Considera leer la Lectura alternada con una definición clara de “carne” al estilo del Glosario en mente.

La Lección de esta semana contiene explicaciones de cómo lavarnos de la carne—un sentido limitado y sumamente inadecuado de nosotros mismos—a través de la inmersión del Espíritu—el bautismo. El bautismo es el despertar a una conciencia renovada y purificada de nuestra existencia plena, completa, y de nuestro verdadero ser. El bautismo es, en efecto, ser lavado, ser limpiado de cualquier sentido material/limitado de la carne.

En la Lección veremos las siguientes palabras que están en el Glosario: ARCA, BAUTISMO, CREADOR, TIERRA’.

Mientras leas, puede que te resulte útil crear tus propias definiciones en tu propio Glosario, como las que ofrecí para la palabra “carne”. Puedes encontrar definiciones en el Glosario para ti mismo, tu hogar, tu comunidad, etc. Aquí en CedarS, estamos proponiendo definiciones para nuestras cabañas y para la palabra “campamento”, ¡que es una palabra divertida para definir en términos espirituales!

A medida que bautizamos — limpiamos y renovamos — los conceptos para los que damos definiciones al estilo del Glosario, estamos lavando y eliminando nuestra visión limitada/material y en consecuencia viendo más de la visión ilimitada.

SECCIÓN 1: LIMPIEMOS Y RENOVEMOS NUESTRO SENTIDO DE LA CREACIÓN

La primera sección de la lección nos pide audazmente que bauticemos – lavemos por completo — nuestra visión de la creación. Esta sección establece al Espíritu como el Creador — el revelador — del universo, incluyéndonos a nosotros mismos. Esta sección incluye la definición de “CREADOR”, y la primera palabra en esa definición es “Espíritu”. (cita C2, 583:21) Con esto en mente, tiene sentido que el concepto de Creador y Creación esté incluido en una Lección Bíblica sobre “Espíritu”.

A lo largo de la Biblia vemos evidencia de personas que buscan un origen para la vida, un origen para el universo. De hecho, nunca habrá una explicación satisfactoria proporcionada por las ciencias físicas y naturales del punto de partida del universo. Esta es una pregunta atemporal. Incluso hoy en día, los científicos físicos pueden aprender mucho sobre lo que sucedió hace un billón de billones de años, pero siempre quedará la pregunta… ¿qué sucedió un momento antes de eso? En la Biblia, varios autores atribuyen el origen al Espíritu, o Dios. Y sin embargo, cuando entendemos claramente lo que significa el término Espíritu, o Dios, nos damos cuenta de que Espíritu es un término para aquello que no tiene comienzo. El Espíritu siempre ha existido, no tiene principio y está siempre presente. El Espíritu trata en realidad de la presencia permanente y de la eternidad de toda la existencia, que nunca tuvo un comienzo, un punto de partida o un punto de creación, pero se está desarrollando constantemente. El Espíritu ya está completo y, sin embargo, también se está desarrollando para nosotros en cada momento.

Aquí está la definición de Espíritu de Mary Baker Eddy: “ESPÍRITU. La sustancia divina; la Mente; el Principio divino; todo lo que es bueno; Dios; sólo aquello que es perfecto, eterno, omnipresente, omnipotente, infinito.” (CS, pág. 594:19)

A medida que entendemos el Espíritu/Dios como omnipresente y eterno, eso le da un nuevo significado a frases bíblicas como “El espíritu de Dios me hizo, y el soplo del Omnipotente me dio vida”. (cita B1, Job 33:44) Otra forma de entender esta afirmación podría ser que el espíritu de Dios siempre me ha conocido, y es la inspiración del Espíritu lo que anima mi ser, inspira mi existencia y me da sustancia.

El Espíritu es inspiración y animación y sustancia. Sin Espíritu, la vida y la existencia serían inertes, inmóviles y sin inspiración. Y, como escribe Mary Baker Eddy, “Dios es el Espíritu infinito y omnipresente”. (cit. C1, 223: 6-7). En este sentido, he aquí una forma de entender la palabra espiritual. Lo que es espiritual viene del Espíritu divino – son medios espirituales del Espíritu. El término “espiritual” se usa ampliamente en el mundo en muchos contextos diferentes, lo que significa que debemos ser aún más precisos cuando usamos el término.

Lo que el Espíritu imparte es espiritual. Y, como escribe Mary Baker Eddy, “En la Ciencia divina, el universo, incluyendo el hombre, es espiritual, armonioso y eterno”. (cita C3, 114: 29-30)

Incluida en la primera sección, que cubre el concepto de CREADOR, está la definición de TIERRA del Glosario. Así es como Mary Baker Eddy define la TIERRA:

“TIERRA. Una esfera; un símbolo de la eternidad e inmortalidad, que tampoco tienen comienzo o fin… Para el sentido material, la tierra es materia; para el sentido espiritual, es una idea compuesta.” (cita C5, 585:5-8)

Podemos encontrar todo un mundo de comprensión en esta definición de la tierra. Por ejemplo, la palabra “esfera”, que se menciona primero en la definición, es posiblemente nuestra mejor representación visual del infinito. Un círculo tiene infinitos puntos en él. Podemos mostrar este infinito visualmente cuando miramos dos puntos en un círculo, encontramos la marca a mitad de camino entre esos dos puntos y luego el punto a mitad de camino entre uno de esos puntos y la marca. Vea el dibujo publicado como descarga en la parte inferior de la versión en línea de este Met ]. Entonces podemos encontrar la mitad de la mitad, la mitad de la mitad de la mitad, ad infinitum. Siempre habrá un punto medio más entre dos marcas, lo que demuestra que hay infinitos puntos en un círculo. Y, sin embargo, si elimináramos un solo punto, tendríamos menos de un círculo completo. Entonces, un círculo tiene infinitos puntos y, sin embargo, todos los puntos deben estar allí para hacer un círculo completo. Esto es, por supuesto, una metáfora de la infinitud del Espíritu expresada por cada idea espiritual.

Ahora, toma la idea de una esfera. Usando la misma lógica matemática, podemos ver que una esfera tiene infinitos círculos. En sentido material/limitado, una esfera es una bola distinta, separada, limitada, diferente de otra. Pero para el sentido espiritual, una esfera incluye infinitos círculos, cada uno de los cuales incluye infinitos puntos. Así, una esfera es una idea compuesta… tiene un infinito infinito. ¡Guau!

Dos definiciones en el Glosario incluyen esta fase “idea compuesta”: la definición de TIERRA y la definición de HOMBRE. “HOMBRE. La compuesta idea del Espíritu infinito.” (CS 591:5)

A medida que estemos dispuestos a bautizar — renovar y refrescar — nuestro concepto de la tierra y del creador, estamos lavando /eliminando una visión limitada/material y viendo la visión verdadera e ilimitada/espiritual de toda la creación.

SECCIÓN 2: LIMPIAR Y RENOVAR TODA LA TIERRA (COMPRENSIÓN)

La segunda sección incluye la historia de Noé y el Arca. (cit. B6, Génesis 6:9-22) Noé y el Arca es una de las historias bíblicas más populares entre los niños, principalmente porque los animales se mantienen a salvo en el enorme bote. Y, sin embargo, me ha resultado difícil profundizar en su lección espiritual. Sí, es un cuento sobre la obediencia monoteísta de Noé en una época de politeísmo. Pero, en algún momento, la mayoría de nosotros nos preguntamos… pero ¿qué pasa con las personas que fueron dejadas en la inundación?

Cuando se lee la historia del Arca de Noé en el contexto de una Lección Bíblica sobre el Espíritu que incluye el tema del bautismo, podemos ver el diluvio de 40 días como un ejemplo metafórico de lavar y limpiar toda la tierra de un sentido limitado de vida y revelando una comprensión más profunda de la Vida divina. Este bautismo metafórico de toda la tierra nos permite decir: “Cantad a Jehová cántico nuevo; cantad a Jehová, toda la tierra. Alégrense los cielos y gócese la tierra”. (cit. B10, Salmo 96:1, 11) La idea del diluvio de 40 días como bautismo no es nueva. El autor de 1ª. de Pedro describe la predicación a aquellos que eran como aquellos “que se negaron a obedecer a Dios hace mucho tiempo, en los días de Noé. Dios los esperaba pacientemente mientras Noé construía la barca. Solo unas pocas personas — ocho en total — fueron salvadas por el agua. Y esa agua es como el bautismo que ahora los salva a ustedes — no el lavado de la suciedad del cuerpo, sino la promesa hecha a Dios desde una buena conciencia.” (1 Pedro 3:19-21, traducción libre de la versión en inglés ESV)

La historia de Noé y el Arca trata “del triunfo del Espíritu, la Mente sobre la materia” cuando el bautismo, o diluvio, arrasó con un sentido limitado de existencia. (cit. C7, 139:4-5)

La idea de la inundación de 40 días como un bautismo de pensamiento resuena con la definición de ARCA de Mary Baker Eddy:

“ARCA. Seguridad; la idea, o reflejo, de la Verdad, que se comprueba que es tan inmortal como su Principio; la comprensión del Espíritu, que destruye la creencia en la materia. … Dios y el hombre, coexistentes y eternos; la Ciencia que muestra que las realidades espirituales de todas las cosas son creadas por Él y existen para siempre. El arca indica la tentación vencida y seguida de exaltación.” (cita C9, 581:8-14)

La historia del Arca de Noé tendría un significado limitado si la entendemos simplemente como un evento histórico. De hecho, tiene una validez discutible como acontecimiento histórico. Pero cuando nos damos cuenta de que el arca puede simbolizar nuestro ser y existencia, y que el diluvio de 40 días puede simbolizar el lavado de las opiniones y creencias limitantes sobre la mortalidad, entonces la historia se desarrolla con nueva profundidad y dimensión.
[En un lado más ligero, ve a la caricatura de Gary Larson sobre el posible malentendido inicial de Noé de la dirección de Dios. Se puede descargar en la parte inferior de la versión en línea de este Met .] 

SECCIÓN 3: LIMPIAR Y RENOVAR EL CUERPO (IDENTIDAD)

La sección 3 incluye historias de Cristo Jesús sanando a un hombre con lepra, así como a un hombre que era ciego, mudo y sordo, y luego dando a sus seguidores el poder de expulsar espíritus inmundos. Cada uno de estos ejemplos muestra “la comprensión del Espíritu, que destruye la creencia en la materia”, lo que es, por supuesto, parte de la definición de arca de Mary Baker Eddy.

A través de la oración — el bautismo mental en el que nos purificamos de las creencias limitadas de la mortalidad — podemos sanar a otros. Podemos, como escribe Mary Baker Eddy: “[Mantener] las verdades de la Ciencia Cristiana: que el Espíritu es Dios, y por lo tanto no puede estar enfermo; que lo que se denomina materia no puede estar enferma; que toda causalidad es la Mente, obrando por medio de la ley espiritual. Luego mantén tu posición con la firme con la comprensión de la Verdad y el Amor, y triunfarás”. (cita C16, 417:10–16)

SECCIÓN 4: “[NACER] DEL AGUA Y DEL ESPÍRITU”

La sección 4 incluye la hermosa historia de Nicodemo, un gobernante de los judíos, viniendo a Cristo Jesús de noche. Para obtener nuevos conocimientos sobre esta historia, considera ver esta representación del intercambio entre Nicodemo y Cristo Jesús (me hace reír y también derramar lágrimas de renovación cada vez que la veo): https://www.youtube.com/watch?v =_p2XIUK9VgA  (un extracto de “The Chosen”)

Cuando Nicodemo viene a Cristo Jesús preguntando cómo hacer milagros, Cristo Jesús le dice que debemos nacer de nuevo para ver el reino de Dios. Por supuesto, Jesús no está hablando de volver al vientre de nuestra madre, sino de nacer de nuevo del Espíritu… renovados.

En cierto sentido, nacer de nuevo es como la historia del Arca de Noé en la cual las aguas del diluvio lavaron el sentido limitado de la existencia y el arca protegió y mantuvo lo que era puro, verdadero y bueno. Para nosotros, nacer de nuevo puede ser así… nuestras opiniones humanas y percepciones limitadas pueden ser lavadas, limpiadas y nosotros somos renovados.

Como leemos en Gálatas, podemos “[andar] en el Espíritu” y “no [satisfacer] los deseos de la carne”, los deseos del [sentido limitado y sumamente inadecuado de uno mismo y de nuestra existencia]. (cit. B17, Gálatas 5:16-25) El Espíritu es inspiración y animación, eso que nos hace nuevos en cada momento. Andar en el Espíritu es andar en inspiración — una sensación constante de ser renovados e inspirados. Nuestra fuente de inspiración es infinita, como las marcas en el círculo son infinitas y los círculos en la esfera son infinitos.

Bajo un encabezamiento lateral sobre “Individualidad renovada”, Mary Baker Eddy escribe: “Sintamos la energía divina del Espíritu, que nos lleva a renovación de vida y no reconoce ningún poder mortal ni material como capaz de destruir. Regocijémonos de que estamos sometidos a las divinas  ‘autoridades…que hay’. Tal es la Ciencia verdadera del ser.” (cita C20, 249:7–12)

Aquí hay un enlace a una entrevista de audio de Marian English, CSB, sobre “Cómo ‘vivir en el Espíritu’” – https://sentinel.christianscience.com/shared/view/2l1eg0jsrum?s=e

SECCIÓN 5: EL VERDADERO BAUTISMO NO CONOCE LÍMITES

La sección 5 incluye la historia de Felipe bautizando al etíope eunuco, incluyendo la parte en la cual Felipe bautiza amorosamente al marginado social y luego desaparece de la vista y finalmente se encuentra en Azoto. (cita B19, Hechos 8:26–39)

¡Con el transporte instantáneo o la ascensión momentánea de Felipe, Felipe llevó el “andar en el Espíritu” al siguiente nivel! Como escribe Mary Baker Eddy: “Los períodos de ascensión espiritual son los días y las estaciones de la creación de la Mente, en la cual la belleza, la sublimidad, la pureza y la santidad —sí, la naturaleza divina— aparecen en el hombre y el universo para no desaparecer jamás”. (cita C25, 509:23)

El bautismo del eunuco no aparece con frecuencia en la lección bíblica, y vale la pena profundizar más. Mary Baker Eddy define el bautismo:

BAUTISMO. Purificación por el Espíritu; sumersión en el Espíritu.

“Más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor”. (2 Corintios 5:8.) (cita C21, 581:24–27)

Y en otro lugar añade: “Nuestro bautismo es una purificación de todo error. Nuestra iglesia está edificada sobre el Principio divino, el Amor”. (cit. C23, 35:20-22) Al leer las declaraciones de Mary Baker Eddy sobre el bautismo en el contexto de Felipe el evangelista y la historia del eunuco, me siento guiada a orar sobre lo que se necesita para que nosotros (y nuestras iglesias) seamos verdaderamente amorosos y con discernimiento espiritual, como Felipe.

En tiempos bíblicos, el eunuco habría sido un paria social y religioso, por lo que la interacción de Felipe con él es sorprendente. Felipe vio a este hombre como digno del bautismo. The Bible Lens en el Christian Science Sentinel explica: “Algunos eruditos ven este relato como el cumplimiento de la profecía de que Dios reuniría a “los marginados de Israel” (Isaías 56:8). Uno nota que en el registro de Lucas “. . . la promesa de la plena inclusión entre el pueblo de Dios de extranjeros y eunucos encuentra su cumplimiento no en Jerusalén y el templo, . . . sino en [el] oír y recibir el evangelio.”” ( https://sentinel.christianscience.com/shared/view/82e392m21w?s=copylink )

En un artículo del Christian Science Sentinel, la erudita bíblica Madelon Maupin comenta sobre el bautismo del eunuco:

“Un segundo ejemplo de Hechos habla de otro límite hecho añicos: el bajo estatus social y la alienación de un eunuco. Como explica un diccionario de la Biblia: “En las sociedades antiguas que daban mucha importancia a la virilidad masculina, el eunuco afeminado encarnaba la vergüenza, la impotencia y la desviación social” (The New Interpreter’s Dictionary of the Bible). Hechos 8 relata el encuentro de Felipe el evangelista con un eunuco etíope que servía a su reina como director financiero. Es importante señalar que ni siquiera el estatus de corte real superaba el ostracismo religioso que excluía a los eunucos del culto en el Templo de Jerusalén.

“Felipe fue dirigido por un ángel (del griego, aggelos, que significa mensajero) para acercarse a este buscador espiritual, que estaba sentado leyendo el libro de Isaías en su carruaje. Entonces, “el eunuco le preguntó a Felipe: ‘Dime, ¿el profeta hablaba de sí mismo o de otra persona?’ Entonces, comenzando con esta misma Escritura, Felipe le dio a conocer las Buenas Nuevas acerca de Jesús” (Hechos 8:34, 35, Nueva Traducción Viviente).

“Felipe explica esta buena noticia realizada en Cristo Jesús y su resurrección, que es que ni siquiera la muerte puede detener el amor de Dios por su creación. En un momento profundo, el eunuco preguntó si podía formar parte de la comunidad de seguidores de Cristo al ser bautizado. Casi podemos escuchar su esperanza de que finalmente las costumbres sociales punitivas que causan exclusión y vergüenza serían reemplazadas por aceptación y amor. Y así fueron cuando Felipe bautiza al hombre basado en su creencia en Jesucristo como el Hijo de Dios.

“El encuentro del hombre con Felipe es otro ejemplo del Espíritu Santo hablándoles a ambos, acercándolos el uno al otro. La belleza de Hechos es cuán intencionalmente Lucas captura este patrón de amor siempre abierto”.

https://journal.christianscience.com/shared/view/pcspjzqnbg?s=copylink )

En 1909, Sue Harper Mims escribió un artículo sobre el significado de Felipe el evangelista en el que incluye ideas sobre su transporte instantáneo a Azoto. “Felipe el evangelista” https://sentinel.christianscience.com/shared/view/1df3h72bu38?s=e

Y considera leer la respuesta de una página completa de Mary Baker Eddy a la pregunta: “¿Dependió la salvación del eunuco meramente de que creyera que Jesucristo era el Hijo de Dios?”
(Escritos Misceláneos 1883–1896, p. 77)

Para un artículo más sobre el bautismo, considera leer o escuchar el excelente artículo de Roger Gordon del CS Journal de julio de 2022, “Bautizados en el Espíritu Santo”,
https://journal.christianscience.com/shared/view/3wren37zns?s=e

Esa es una gran cantidad de investigación posible, e incluso si no todos podemos explorar todos estos recursos, podemos estar orando sobre lo que se necesitaría para “caminar en el Espíritu” de la manera que lo hizo Felipe, y para estar dispuestos a ser bautizados como el eunuco lo estaba.

SECCIÓN 6: LA CREACIÓN ES COMPLETA Y SIEMPRE NUEVA

Toda esta lección nos ha mostrado muchas formas en las que podemos sentirnos renovados, renacidos, bautizados y refrescados. Y también ha incluido ideas acerca de la creación y del Creador. La creación es infinita — como el círculo y la esfera — y podemos llegar a ver que está completa y que también se está desarrollando y es nueva todos los días. La sexta sección es un signo de exclamación metafórico sobre este concepto. Proclama: “¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová!” (cit. B21, Salmo 104:24) Y entonces el Espíritu divino responde con una promesa de renovación y renacimiento, “he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá más memoria, ni más vendrá al pensamiento”. (cita B23, Isaías 65:17, 18)

A medida que entendamos más y más a Dios — el Espíritu divino — y a la infinitud del Espíritu, podremos comprender más y más acerca de la sustancia de la creación. Como escribe Mary Baker Eddy: “A medida que los mortales obtengan perspectivas más correctas de Dios y del hombre, innumerables objetos de la creación, que antes eran invisibles, se volverán visibles. Cuando comprendamos que la Vida es el Espíritu, nunca en la materia ni de la materia, esta comprensión se expandirá hasta su compleción propia, encontrándolo todo en Dios, el bien, y sin necesitar ninguna otra consciencia.

El Espíritu y sus formaciones son las únicas realidades del ser.

Cuando aprendamos el camino en la Ciencia Cristiana y reconozcamos el ser espiritual del hombre, contemplaremos y comprenderemos la creación de Dios: todas las glorias de la tierra y del cielo y del hombre”. (cita C28, 264:14–23, 31)

¡Amén!

DESCARGAS

 

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top