Join us for the best summer yet!

La Realidad es Real: Pasando de la Creencia a la Comprensión
Ideas de Aplicación Metafísica para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana sobre

“La irrealidad”
Del 27 de marzo al 2 de abril de 2023

por Christie C. Hanzlik, C.S., Boulder, CO
ccern@mac.com – 720-331-9356 – christiecs.com

Traducción libre de Rafael Ramírez y autorizada por Warren Huff.

Invitación de Christie: Me gustaría invitarte a una próxima charla de Pascua que daré sobre “Sentir alegría genuina en tiempos difíciles“.
La charla tendrá lugar el 7 de abril a las 7:15 EST en la 3rd Church en la ciudad de Nueva York y será transmitida en vivo en inglés y español. La charla está combinada con música de los cantantes de Love only Grows (y líderes de CedarS Hymn Sing) Matthew Hammond y Davya Flaharty.
Aquí tienes la invitación en vídeo.


INTRODUCCIÓN: TEXTO ÁUREO Y LECTURA RESPONSIVA

En mi opinión, la Lección Bíblica de esta semana sobre “La irrealidad”, que incluye más de 22 referencias a la palabra “creencia”, se centra en el hecho de que lo único que puede hacernos aceptar la irrealidad -lo que es irreal, no verdadero- es la creencia. En otras palabras, no hay origen para la “irrealidad” -lo que no es real- salvo las creencias erróneas. Por esta razón, necesitamos discernir cuidadosamente en qué creer para no aceptar creencias falsas, también conocidas como “irrealidad”. Nuestra capacidad de discernir crece a medida que profundizamos en nuestra comprensión de lo que es real y verdadero. La palabra “comprensión” se repite 11 veces en esta Lección, la mayoría de ellas en la última sección, enfatizando así nuestra capacidad de progresar de la creencia a la comprensión a través de la oración.
El Texto Áureo, o idea principal, de Primera de Juan dice: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios;… En otras palabras, necesitamos tener discernimiento -probar los espíritus- para saber si las ideas son de Dios, la Verdad divina, para no ser engañados por “falsos profetas” o falsas opiniones porque, como continúa Juan, “muchos falsos profetas han salido por el mundo.” (Texto Áureo, 1 Juan 4:1)

La Lectura Alternada continúa este tema de estar alerta ante las falsas creencias. El profeta Jeremías nos recuerda que no debemos dejarnos engañar por falsos profetas o adivinos, ni aceptar sueños aleatorios como si procedieran de una fuente verdadera.
En la profecía de Jeremías, a menudo incluye frases como: “… así ha dicho Jehová de los ejércitos”. Esta simple afirmación nos proporciona una prueba de fuego para saber si una idea procede de Dios, el Amor siempre presente. Por ejemplo, la afirmación “Estoy lleno de alegría dice el Señor” tiene mucho sentido. Pero la afirmación “Hoy es un día horrible, dice el Señor” no tiene sentido. Por eso, añadir la frase “dice el Señor” o “dice el Amor divino” es una buena manera de comprobar si nuestras afirmaciones y creencias proceden de Dios.

Nótese que la frase “dice el Señor” aparece tres veces en la Lectura responsorial. En cierto sentido, el profeta Jeremías nos muestra cómo discernir si lo que pensamos es una creencia falsa o viene de Dios, la Verdad divina. Sabemos que una idea viene de Dios cuando es apacible, tranquilizadora, calmante, purificadora, despertadora, reconfortante, etcétera. Como leemos en Jeremías: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.” (Jeremías 29:8, 9, 11–14)

Al discernir y sintonizar con Dios, la Verdad divina, haremos, como escribe Pablo en Filipenses: “Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; sosteniendo firmemente la palabra de vida,… (Según La Biblia de las Américas.)” (Filipenses 2: 13-16; 4:1)
Tal como yo lo entiendo, la Lectura responsiva nos ofrece una meta espiritual: podemos esforzarnos por discernir lo que es bueno y verdadero escuchando sólo la Verdad divina, de modo que podamos hacer todas las cosas sin quejarnos ni disputar, brillar como luces en el mundo y mantenernos firmes en la palabra de Vida.


SECCIÓN 1: SINTONIZAR CON LA VERDAD

La primera sección corrobora los fundamentos del Texto de Áureo y de la Lectura Alternada. Nos recuerda que debemos sintonizar con el “Dios verdadero”, “el Dios vivo”, y no dejar que nuestros corazones se dejen engañar por falsos conceptos (1 | Jeremías 10:10 Jehová; 2 | Deuteronomio 11:16). Promete gracia y gloria a los que sintonizan con la Verdad. (3 | Salmos 84:11, 12) Y advierte: “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (4 | Isaías 5:20)

Para Mary Baker Eddy, la diferencia entre lo real y lo irreal era clara. No hay mezcla. (1 | 119:20) Como ella afirmó: ” Todo lo bueno o digno, lo hizo Dios. Lo que carece de valor o es nocivo, Él no lo hizo, de ahí su irrealidad.” (2 | 525:20–22) También tenía clara la necesidad de estar alerta ante el engaño. En sus palabras, “Debiéramos familiarizarnos más con el bien que con el mal, y guardarnos de las creencias falsas con tanta vigilancia como aseguramos nuestras puertas contra la intrusión de ladrones y asesinos.” (4 | 234:10–13)

Con la miríada de falsedades que intentan bombardearnos cada día -desde anuncios emergentes hasta opiniones humanas e informes de noticias- podemos empezar a sentirnos abrumados por la necesidad de “atrancar nuestras puertas [mentales]”. Pero, afortunadamente para nosotros, sintonizar con Dios / el Bien / la Verdad nos permite naturalmente discernir y exponer lo que es irreal.

Probablemente has escuchado la analogía de cómo los cajeros de banco aprenden a discernir si un billete es real o falso. No estudian los falsos. Se centran en los detalles de los billetes auténticos. Y entonces, cuando aparece un billete falso, está tan fuera de sincronía con lo que ellos saben que es verdad que destaca como falso. He aquí un vídeo que puede resultarle interesante en el que se describen algunas de las micro características de la moneda estadounidense que ayudan a los banqueros a saber que tienen un billete auténtico. En otras palabras, ir más allá de la creencia para comprender -entender a fondo el billete auténtico- permite a los cajeros de los bancos identificar y desenmascarar las falsificaciones con mayor facilidad.

Del mismo modo, comprender a fondo la naturaleza de la Verdad divina, la armonía universal, nos permite discernir más fácilmente lo que es inarmónico como irreal. Como explica Mary Baker Eddy: “La Ciencia Cristiana saca a luz la Verdad y su supremacía, la armonía universal, la totalidad de Dios, el bien, y la nada del mal.” (6 | 293:29)


SECCIÓN 2: APÓYATE EN EL BASTÓN DE LA VERDAD

La verdad se nos revela. La verdad se nos revela en formas que podemos sentir, conocer y comprender. Me encanta que la segunda sección comience con la afirmación: “Gustad, y ved que es bueno Jehová…” (7 | Salmos 34:8) ¡Incluso gustamos y vemos la bondad de Dios! En esta sección, somos testigos de cómo Moisés pasa de la creencia a la comprensión.

En Éxodo, leemos que Dios le dio a Moisés aún más que probar y ver. Moisés recibió varias señales dramáticas que lo convencieron de que podía confiar en la orden de Dios de que sacara a los hijos de Israel de la esclavitud en Egipto. (8 | Éxodo 3:1, 7, 10) Las señales dramáticas hicieron que Moisés pasará de la mera creencia a una sólida comprensión de la omnipotencia de Dios.

Esta sección incluye el relato en el que Dios le dice a Moisés que coloque su bastón en el suelo, y éste se convierte en una serpiente, y luego Dios le dice a Moisés que recoja el bastón. A estas alturas, el entendimiento de Moisés se ha vuelto más sólido, así que cuando Dios dice que recoja la serpiente, Moisés la coge por la cola -la forma más peligrosa de manejar una serpiente- y la serpiente vuelve a convertirse en un bastón. (9 | Éxodo 4:1–8) El bastón se convierte en un símbolo de la capacidad de Moisés para ver a través de una falsa creencia en cualquier poder opuesto a Dios.

Mary Baker Eddy resume: “La serpiente, o el mal, bajo el mandato de la sabiduría, fue destruida mediante la comprensión de la Ciencia divina, y esta prueba fue un báculo en el cual apoyarse. La ilusión de Moisés perdió el poder de alarmarlo, cuando descubrió que lo que aparentemente había visto no era realmente sino una fase de la creencia mortal.” (7 | 321:8–25).

Un artículo clásico que utiliza esta historia como medio para describir cómo ser sabio con las serpientes engañosas es “Mas sabios que serpientes” de John Tutt, CSB.
A veces puede parecer que estamos en una lucha mental entre la verdad y la falsa creencia, pero a medida que nos sintonizamos con la luz de la Verdad -entendiendo la Verdad- la niebla de la confusión se desvanece y la vista se aclara. (8 | 252:15–18, 31–9; 9 | 205:15)


SECCIÓN 3: ELIMINAR EL CORREO BASURA

El pasado miércoles, una amiga compartió un testimonio sobre la importancia de estar alerta ante los pensamientos extraviados que intentan minar nuestra alegría y nuestra salud. Comparó este estar alerta con el uso de un filtro de correo basura con nuestro correo electrónico. Cuando una idea inarmónica intenta quitarnos la alegría o la salud, podemos borrar rápidamente la basura. Añadió que no tenemos que tomarnos el correo basura como algo personal, ni leerlo, analizarlo, intentar averiguar por qué lo recibimos o enfadarnos por ello. Basta con eliminarlo. No tiene un origen honesto. Basta con eliminarlo.

El autor de Gálatas hace una lista de cosas de la “carne” -lo limitado y distorsionado- que podrían considerarse correo basura: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, Idolatría, brujería, odio, pleitos, emulaciones, iras, contiendas, sediciones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, juergas y cosas semejantes (11 | Gálatas 5:17–23) Aunque esta lista pueda parecer abrumadoramente larga, en cuanto la identificamos como simple correo basura, es fácil saber qué hacer. Borrarla.
El autor de Gálatas también hace una lista de buenos mensajes: “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza”. Estos provienen de una fuente buena y fiable: El Espíritu Divino. Estos mensajes los guardamos. Estos mensajes son ineludibles porque provienen de una fuente eterna y validada.

Considere este versículo de Romanos usando la analogía del correo basura: “Los que [pasan su tiempo leyendo correo basura] se ocupan de las cosas de [tiempo perdido y basura]; pero los que [toman sólo los mensajes del Espíritu disfrutan de las bendiciones] del Espíritu. Porque [perder nuestro tiempo en pensamientos basura] es [un callejón sin salida]; pero tener una mente espiritual es vida y paz. No estáis [hechos de chatarra], sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros.” (12 | Romanos 8:5, 6, 9)

Tal vez esto sea estirar demasiado la analogía, pero consideremos la siguiente frase cuando aplicamos el mismo concepto a las palabras de Mary Baker Eddy: “[No somos] el vástago de [basura], sino de [lo que es real y eterno y verdadero], – de la Vida, no de [basura]. Puesto que la Vida es Dios, la Vida tiene que ser eterna, existente por sí misma. La Vida es el eterno Yo soy, el Ser que era y es y será, a quien nada puede borrar.” (11 | 289:29–31, 36)
A veces tenemos la sensación de que nos llegan demasiados mensajes de correo electrónico metafóricos a la vez, pero progresamos constantemente en la eliminación de la basura. A medida que tenemos más y más claro lo que es verdadero y real, nos resulta más fácil reconocer y eliminar la basura. Como escribe Mary Baker Eddy: “Si el Amor divino se nos hace más cercano, más amado y más real, [la basura] se está sometiendo al Espíritu.” (15 | 239:18–20)


SECCIÓN 4: EL EJEMPLO DE CRISTO JESÚS

En la cuarta sección, tenemos el ejemplo de Cristo Jesús como el Dador de Camino, cuyo trabajo de curación demuestra que separa la paja de la irrealidad del trigo a la realidad. Esta sección incluye el relato de Cristo Jesús curando a un ciego. Al principio, los discípulos de Jesús intentan averiguar el origen de la ceguera del hombre y se preguntan si es culpa del hombre o de sus padres que haya nacido ciego. Creían en la ceguera y buscaban una causa, como la herencia o el pecado, a la que culpar de la ceguera. Cómo empezaron aceptando la ceguera como real, buscaban una fuente para la basura en vez de simplemente eliminarla. Pero Cristo Jesús comprendió tan claramente la verdadera naturaleza del hombre que no se dejó engañar por la ceguera y no buscó una causa para ella.

Cristo Jesús vio claramente que “La vista, el oído, todos los sentidos espirituales del hombre, son eternos. No pueden perderse. Su realidad e inmortalidad están en el Espíritu y en la comprensión, no en la materia, de ahí su permanencia.” (19 | 486:25–28) Así, la comprensión de la realidad triunfó sobre una creencia de irrealidad.

Cristo Jesús estaba claramente fundamentado en Cristo -la comprensión de la Verdad- y no podía ser engañado. Su claridad era tan clara que aún nos guía hoy en día a medida que obtenemos activamente puntos de vista más correctos y una comprensión más correcta. Al mirar a Cristo Jesús como el Dador de Camino, aceptamos la armonía y la salud como el estado real y natural de la existencia. Como afirma Mary Baker Eddy: “Darse cuenta de que toda desarmonía es irreal presenta los objetos y pensamientos ante la vista humana en su luz verdadera, y los presenta como bellos e inmortales. La armonía en el hombre es tan real e inmortal como en la música. La discordia es irreal y mortal.” (20 | 276:13)

En resumen, nos volvemos inmunes al engaño de la falsa creencia al comprender la armonía como la única realidad posible.


SECCIÓN 5: LA LUZ DE CRISTO ILUMINA NUESTRO CAMINO 

La sección 5 describe los días previos a la crucifixión de Cristo Jesús. Fue durante este tiempo cuando Cristo Jesús dejó claro a sus discípulos que el Cristo -la influencia de la Verdad, la luz de la Vida, el mensaje divino de Dios para nosotros- es eterno. Les dijo que él -el ejemplo puro de Cristo-luz- caminaría con ellos un poco más de tiempo, pero que, a medida que llegarán a comprender la fuente de toda luz -la Verdad, la Vida y el Amor divinos-, siempre tendrían esa luz con ellos. Él les dijo: “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.” (16 | Juan 12:1, 9, 12, 13, 35, 44–46) En otras palabras, mostró a sus discípulos (¡y a nosotros!) que la luz que él ejemplificaba está siempre con nosotros.

Según entiendo su ministerio, nos enseñó a identificar al Cristo y a ver que el Cristo es permanente. Quería que mirásemos más allá de su personalidad, de su carne, y viésemos la eternidad de Cristo, antes, durante y después de su tiempo caminando con sus discípulos.
Como explica Mary Baker Eddy: “El Cristo era el Espíritu al que Jesús aludió en sus propias declaraciones: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida”; “Yo y el Padre uno somos”. (21 | 26:10–12) En resumen, Cristo Jesús demostró que Cristo era y es indestructible y real.

El Cristo -la influencia de la Verdad, nuestra conciencia del Amor- es lo que nos permite cribar la paja metafórica de la irrealidad del trigo de la realidad y la verdad. Es lo que permitió a Cristo Jesús separar la paja de la muerte del trigo de la Vida sin principio ni fin. La luz de Cristo disipa las tinieblas. El poder de Cristo borra la basura. Y el consuelo de Cristo nos permite sentir seguridad, pertenencia y aceptación.
La demostración del ejemplo del bastón a la serpiente y de vuelta al bastón hizo que Moisés comprendiera la omnipotencia de Dios. Del mismo modo, la demostración de Cristo -la curación, tanto en tiempos de Jesús como ahora- nos permite comprender la omnipotencia de Dios. La creencia se convierte en comprensión a medida que adquirimos un sentido más claro de Cristo. Cuanto más clara es nuestra comprensión de lo que es Cristo, más vemos y experimentamos a Cristo. Más curación presenciamos.

Considere la posibilidad de ver la charla de la biblista Madelon Maupin “La semana que cambió el mundo, que pronunció el 25 de marzo de 2023. En la charla, Madelon plantea preguntas conmovedoras y transformadoras de la vida planteadas por la historia de la Pascua, tales como:

  •  “¿Cómo puedo mostrar devoción a Cristo, incluido lo que haya que sacrificar, y poner en práctica ese afecto?”.
  • “¿Cómo puedo ser más receptivo a Cristo y eliminar todo lo que rebaje o contamine mi sentido del culto y de la iglesia?”
  • “¿Cómo puedo mantenerme espiritualmente alerta para detectar cómo el anticristo intentaría que negara a Cristo -la Verdad de mí mismo y de los demás- hoy en día?”

Madelon plantea varias otras preguntas significativas, y la charla bien merece una inmersión profunda. He guardado esta charla en mis favoritos y pienso reflexionar sobre ella a menudo.


SECCIÓN 6: TU PALABRA ESTÁ ASENTADA EN LOS CIELOS

Sí, necesitamos estar alerta para rechazar creencias falsas, opiniones y basura. Sí, necesitamos eliminar la basura inmediatamente cuando intente colarse en nuestra bandeja de entrada diaria de ideas. Sí, necesitamos seguir el ejemplo de Cristo Jesús. Y, sí, necesitamos ver y reconocer la luz de Cristo en nuestra experiencia diaria. Y, sin embargo, en la Verdad, la realidad es real y no va a ninguna parte. La Verdad ya es verdadera y no va a ninguna parte. La irrealidad es irreal y no tiene poder real. Y “Para siempre, oh Jehová, permanece tu palabra en los cielos.” (18 | Salmos 119:89, 90, 97, 104)
En otras palabras, podemos y debemos estar alerta ante la irrealidad. Y, sin embargo, al mismo tiempo, es irreal. No tiene sustancia, no tiene peso, y no puede causar ningún desafío real a la armonía del ser. Ya estamos seguros. Ya estamos completos. Ya somos buenos. Cristo está aquí para recordárnoslo. Cristo es lo que nos hace conscientes de la verdad del ser. Como afirma Mary Baker Eddy: “El Cristo es la verdadera idea que proclama el bien, el divino mensaje de Dios a los hombres que habla a la consciencia humana.” (26 | 332:9–11)

La verdad ya es verdad. La realidad ya es real. Y es a través de la oración como nos damos cuenta de ello. Es a través de la oración -escuchando, afirmando, conociendo- que sentimos la verdad permanente del Espíritu divino. Como afirma Mary Baker Eddy: “El Espíritu imparte la comprensión que eleva la consciencia y conduce a toda la verdad.” A medida que percibimos la realidad y la permanencia de la verdad, pasamos de la mera creencia a la comprensión. Y, como escribe Mary Baker Eddy: “La comprensión es la línea de demarcación entre lo real y lo irreal.” (27 | 505:17–18, 22–23)

A través de esta comprensión de nuestro verdadero ser, podemos sentirnos en casa en la conciencia del Bien, con un sentido pleno de aceptación y pertenencia a medida que trascendemos todas las creencias limitadas y falsas -también conocidas como basura- que intentan contaminar nuestra conciencia de la Verdad. (29 | 247:16)

Comprender la realidad es la aceptación de Cristo-la influencia de la Verdad. Aceptar el Cristo -la influencia de la Verdad- es comprender la realidad. Cada vez que vislumbramos más la luz de Cristo y la comprendemos un poco más, experimentamos más y más progreso, armonía y paz. La Verdad es verdadera. La realidad es real. Y es a través de Cristo que descubrimos nuestra unidad e inseparabilidad con lo que es verdadero y real. Como escribe Mary Baker Eddy: “Por medio de la Ciencia divina, el Espíritu, Dios, une la comprensión a la armonía eterna. El pensamiento calmo y exaltado, o la comprensión espiritual, está en paz. Así continúa el amanecer de las ideas, formando cada etapa sucesiva de progreso.” (30 | 506:10–14)

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top