Join us for the best summer yet!

¡NO DOS, SINO UNA DIVINA CREACIÓN ACCESIBLE AQUÍ Y AHORA!
Ideas de aplicaciones metafísicas para la lección bíblica de Ciencia Cristiana sobre

“Adán y el hombre caído”
para el domingo 8 de mayo de 2022

 por  Kerry Jenkins,  CS de House Springs, MO
kerry.helen.jenkins@gmail.com  • 314-406-0041

Traduccion libre por Lidya Sanchez autorizada por Warren Huff

ESQUEMA DE LA SECCIÓN, INTRODUCCIÓN, TEXTO AUREO Y LECTURA ALTERNADA

 SECCIÓN 1: HAY UNA SOLA CREACIÓN ESPIRITUALMENTE BUENA.

SECCIÓN 2: NO INTENTE EXPLICAR LA CREACIÓN DESDE UN PUNTO DE VISTA MATERIAL.

SECCIÓN 3: LA VERDADERA “SERPIENTE” ES LA QUE NOS ROBA LA CONFIANZA EN DIOS.

SECCIÓN 4: PIERDA DE VISTA EL YO MORTAL.

SECCIÓN 5: ACEPTAR LA VERDADERA CREACIÓN NOS LIBERA PARA “DOMINAR LA IDEA INFINITA”.

SECCIÓN 6: NO CREAS LAS MENTIRAS, ERES HIJO DE DIOS.

Esta lección bíblica siempre trae a primer plano la sugerencia de dos creaciones, una que surge como un ser espiritual y otra formada a partir de la materia. Desde la perspectiva de la Ciencia Cristiana, solo hay una verdadera creación, que brota de la Vida/Mente. Entonces, ¿dónde nos coloca eso en términos de unir nuestra comprensión de la experiencia diaria y la creación del 1er Génesis donde el hombre es creado, “masculino y femenino”, y se le otorga dominio?

Esta Lección Bíblica realmente nos obliga a hacernos estas preguntas:
“¿Por qué estoy interesado en algo más allá de la apariencia material de las cosas?”
Lo que me devuelve a mi profundo deseo de estudiar y extraer estas lecciones bíblicas de la verdad semana tras semana, ¿son los destellos que obtengo a través de momentos genuinos de conciencia espiritualmente inspirada, que esta única creación verdadera está realmente aquí y ahora y se puede probar a través de la sanidad divina?
Este no es el argumento común de “la materia no es real” que mira los objetos que nos rodean y trata de afirmar que no son “reales”. Este es un compromiso diario y apasionado para volverse más y más consciente de la realidad espiritual, aquí y ahora. Es un constante “dar testimonio” con Amor de nuestra verdadera naturaleza de “hijos de Dios” (ver Texto Áureo para esta semana de Romanos 8:16).

Podemos dejar de tratar de mirar a través de la niebla de la sutil sugerencia material de que debemos temer y desconfiar de ese espíritu interior (y, por lo tanto, del Amor divino mismo). En cambio, podemos aprender a dar un fuerte testimonio de nuestro sentido espiritual interno y descubrir que la niebla se dispersa para revelar más gracia, belleza, seguridad, provisión, salud y alegría. Esta es la creación divina de la Vida aquí y ahora.

Nuestra Lectura Alternada de 1 Corintios 15:45 y 1 Juan 3:1-3, 7,9; 5:4,5 inmediatamente contrasta el “alma viviente” con el “espíritu vivificante”. Tal como lo veo, contrasta la idea del hombre formado a partir de la sustancia material (polvo/costilla/huevo) versus el hombre que da vida, es vibrante, brota del Espíritu. Obviamente, se refiere a Adán contra Cristo Jesús, quien nos enseñó la verdadera naturaleza del hombre. En este conjunto de lecturas, vemos que el hombre de polvo pertenece a esa visión brumosa y oscurecida del hombre como material, mientras que el verdadero hombre brota directamente de Dios, ¡es de hecho el mismo hijo/hija de Dios!

Tanto en esta Lectura Alternada como en el Texto Áureo tenemos una referencia a los niños que es una especie de subtema en esta lección que nos permite saber que la forma de experimentar esta verdadera creación espiritual es a través de la puerta de la humildad infantil. Hay al menos diez referencias a niños en la lección y una que está implícita en la curación de la hija de Jairo, quien también era una niña. Hay una simplicidad que surge al aceptar que la creación de Dios es completamente buena, sin pecado, pura, saludable y gozosa. Esta sencillez no es fácil de lograr, pero es demostrable a través de la práctica constante y consciente de identificarnos a nosotros mismos y a los demás como hijos de Dios.

SECCIÓN 1: UNA CREACIÓN ESPIRITUALMENTE BUENA.

Haga una pausa aquí, y considere por un momento una creación espiritual, tangible y completamente buena… Realmente, haga una pausa… Esta creación no es algo que sucede en el futuro, que sucede si somos particularmente buenos, o si somos dependientes de alguna manera. Esta creación está presente aquí y ahora, disponible y tangible en nuestra conciencia espiritual de la belleza, la bondad, la inteligencia y el amor de Dios. Estas cualidades no están ligadas de ninguna manera a la materia. Son eternas, inmortales y parte de nuestro ser espiritual y de la creación espiritual de la Mente.

La vida real no depende de la materia. El camino para ver este hecho es silenciar el sentido material. “Calle, toda carne, delante de Jehová, porque él se ha levantado de su santa morada”. (cita B1, Zacarías 2:13). Esta creación en constante desarrollo no se basa en recursos limitados, climas globales o interferencia humana. Esto no significa que no importe lo que hagamos en nuestro planeta, ni mucho menos.

El mensaje de dominio de la cita B2, Génesis 1:1,3,26-28,31 significa respeto y mayordomía adecuados , no ejercer poder sobre la tierra y sus habitantes. Y la palabra someter aquí significa “desarrollo”, no intimidación. (Consulte Bible Lens de Christian Science Sentinel para la semana que finaliza el 8 de mayo). Esta es una creación completa , un hombre completo (varon y hembra).

BLOQUE 2: TRATANDO DE EXPLICAR LA CREACIÓN DESDE UN PUNTO DE VISTA MATERIAL.

Aquí viene la niebla, la oscuridad, surgiendo de la tierra o del barro, de la premisa de una creación dual. Por cada respuesta que obtenemos de la materia, hay una docena de preguntas más. La mente mortal se nutre de su propio deseo de resolver cuestiones espirituales con “respuestas” materiales. Ciertamente no es ciencia avanzar sin preguntas. De hecho, sin hacer preguntas no tenemos curiosidad, ni desenvolvimiento, ni progreso, y por lo tanto, ¡ninguna verdadera alegría y sanación! Es solo que el pensamiento mortal hace todas las preguntas equivocadas basándose en un sentido material de las cosas en lugar de un sentido espiritual.

Cuando me siento realmente perplejo acerca de un problema al que me enfrento, sé que es hora de hacer una pausa y esperar una perspectiva espiritual más clara. Si bien esto puede parecer difícil con la ansiedad tocando a la puerta (plazos, dificultades familiares, gran carga de trabajo/responsabilidades), es realmente la única forma de resolver estas preocupaciones en claridad, espacio, alegría y libertad. He pasado horas/días/años tratando de resolver problemas que parecían no tener solución, solo para encontrar que cuando estoy en el promontorio del sentido espiritual, mi vista se aclara y tengo grandes soluciones. He compartido un ejemplo simple aquí antes, pero lo compartiré nuevamente.

Hace algunos años estaba al final de mi cuerda con compromisos de tiempo, educación en el hogar, mi práctica, cuidando a mi madre. Le había dicho a Doug (mi esposo) una y otra vez que tendría que cambiar algo, enviar a Jaime de regreso a la escuela o algo más. Cuando finalmente dejé de tratar de “resolver” el problema quejándome con Doug, estresándome por eso o, ilógicamente, tratando de seguir haciendo lo mismo una y otra vez con mi programación, encontramos una solución muy simple que rindió una hora extra. y medio dia de tiempo para mi! Todo lo que tenía que hacer era escalar mentalmente por encima de la niebla del pensamiento material que da vueltas y vueltas en círculos sin resolver nada.

SECCIÓN 3: LA VERDADERA “SERPIENTE” ES LA QUE NOS ROBA LA CONFIANZA EN DIOS.

¿No es esto lo que hace la serpiente en esta interpretación de la creación del segundo Génesis? Esto es lo que hace la mente mortal. Teme, duda y actúa a partir de ese miedo y esa duda. Regrese a ese Texto Áureo donde se nos dice que Dios da testimonio con nuestro propio sentido espiritual, que somos hijos de Dios. Ahí es donde debemos “ir” cuando nos enfrentamos al miedo, y no a ese pensamiento circular del que hablábamos en nuestra última sección.

La mente mortal se nutre de la complejidad y la confusión, y se ve más amenazada por la paz y la claridad que provienen de confiar en el sentido espiritual. Entonces, la mente mortal podría parecer que defiende su propia identidad de manera más vocal cuando estamos más cerca de eliminar los argumentos falsos de ese pensamiento mortal.

Puedo escuchar el tono engatusador de la serpiente cada vez que leo el pasaje: “Ciertamente no moriréis…”. “No es tan malo ”. Pero, ¡realmente lo es! Porque cada vez que aceptamos las falsas promesas del sentido mortal, también aceptamos una falsa creación de nacimiento y muerte a partir de la materia. Hoy podemos elegir confiar en Dios, confiar en nuestro sentido espiritual que nos dice que el Amor está presente incluso cuando en realidad no lo estamos sintiendo.

Podemos salir, cerrar los ojos y escuchar la belleza del canto de un pájaro, el aroma de una lila (si es primavera donde estás), este tipo de cosas insinúan la presencia y el amor de Dios. Podemos estar presentes en el momento en que nos encontramos y reconocer que el Amor es poderoso para eliminar cualquier tristeza por el pasado o pensamiento ansioso sobre el futuro. Esto construirá esa confianza inquebrantable en el poder y la presencia del Amor que nos ayuda a reconocer la mentira de la serpiente por lo que es.

La oferta de la serpiente de un conocimiento supuestamente mayor, es brillante. Parecería oportuno, aún hoy, tantos años desde que se registró este mito. Sin embargo, la oferta aún no produce un mayor conocimiento, sino una mayor vulnerabilidad y miedo. No hay dominio o integridad en este registro.

SECCIÓN 4: PIERDA DE VISTA EL YO MORTAL.

Mary Baker Eddy nos dice en la cita C21 (316:3-7), que podemos “perder de vista la individualidad mortal”, la idea del yo como pecador (separado de Dios) o limitado. Esto se debe a que somos un hijo de Dios espiritualmente divino, no nos estamos convirtiendo en tales. Su pasaje aquí dice: “Estando el hombre real vinculado por la Ciencia a su Creador, los mortales solo necesitan apartarse del pecado y perder de vista la individualidad mortal para encontrar a Cristo, el hombre real y su relación con Dios, y reconocer la filiación divina”. Esta oración comienza con el hombre real. Este hombre real ya está vinculado a su Hacedor.

No estamos creando este vínculo con nuestro Hacedor, sino revelándolo, elevándonos por encima de la niebla del sentido material para verlo cada vez más claramente. Jesús fue el mejor en ilustrar este hecho sobre el hombre a través de su notable trabajo de sanación, pero nosotros también podemos hacer esto en algún nivel, todos los días.

En esta sección, Jesús ilustra nuestras verdaderas “raíces” espirituales cuando es bautizado y Dios lo reclama como su “Hijo amado, en quien tengo complacencia”. (cit. B9, Marcos 1:9-11) Esto también es nuestro cuando reclamamos nuestra herencia y “perdemos de vista” un falso sentido de la creación. Jesús nos dice que vino a traer esta visión más verdadera a toda la humanidad, no a aquellos que ya se sentían seguros de su identidad. Vino a ayudar a aquellos que se sentían separados y eran lo suficientemente humildes como para pedirle ayuda. (cita B10, Marcos 2:15-17)

El afán de Jesús por amar y apoyar la humildad de los marginados se hace aún más acentuado cuando recibe a los niños para bendecirlos después de que los discípulos trataran de despedirlos. Deja claro que “de los tales es el reino de los cielos”, es decir, son los humildes los que más rápidamente pierden de vista los puntos de vista materiales. (cita B11/Mat 1,2,13,14) Me encanta esta imagen de “perder de vista” un falso yo. Estamos dejando atrás una falsedad, no estamos tratando de “destruirla” o matarla a golpes. ¡Simplemente estamos avanzando hasta que se aleja de la vista!

SECCIÓN 5: ACEPTAR LA VERDADERA CREACIÓN NOS LIBERA “PARA DOMINAR LA IDEA INFINITA”.

¿Quizás eso suena demasiado elevado? Pero eso es lo que me hace volver a estudiar y orar día tras día. Está la belleza, la plenitud, el deleite de la verdadera creación de Dios. Mary Baker Eddy lo expresa de esta manera: “La admisión de uno mismo de que el hombre es la semejanza de Dios lo libera para dominar la idea infinita. Esta convicción cierra la puerta a la muerte y la abre de par en par hacia la inmortalidad”. (cit. C29, 90) Esta es la inmensidad en su máxima expresión. La materia no puede ofrecer ese alcance de descubrimiento o alegría.

Se necesita una humildad tremenda para seguir negando el sentido material y buscando esa verdad espiritual. Jairo ciertamente tenía ese tipo de humildad. Él era un “gobernante de la sinagoga” respetado, pero dejó de lado su reputación para acercarse a Jesús para que sanara a su pequeña. Estoy seguro de que este humilde reconocimiento del poder del Cristo que Jesús representó y demostró, fue lo que permitió que este poder sanador entrara en su hogar y resultó en su resurrección de entre los muertos. (cita 14, Lucas 8:41-55)

Todos podemos vislumbrar la inmortalidad diariamente cuando abrimos nuestro pensamiento a la presencia de la Vida que nos rodea. Hay indicios de la naturaleza perdurable del amor, del vigor, de la belleza. Cuando hacemos una práctica de reconocer estas indicaciones como la presencia de Vida/Amor/Alma/Mente, etc. en nuestra experiencia, entonces estamos experimentando la inmortalidad aquí y ahora. Estamos viviendo en la única creación divina.

SECCIÓN 6: NO CREAS LAS MENTIRAS, ERES HIJO DE DIOS.

Mucho se dice en esta lección, acerca de los niños y ser hijo de Dios y acerca de la filiación. Puede sonar a cliché, pero idealmente los niños representan la apertura al bien, la receptividad a las cosas que no podemos ver con sentido material y la confianza en el Amor. Podemos abrazar estas cualidades ideales de la infancia, hayan sido o no parte de nuestra propia experiencia humana.

Podemos permanecer inocentes a los reclamos de la serpiente, las mentiras de que estamos excluidos del reino debido a nuestras propias decisiones tontas o las de otros. Podemos aceptar la libertad del primer y único relato verdadero de la creación en el que lo masculino y lo femenino y toda la vida simplemente llegaron a existir a través del reflejo de lo Divino. En ese reflejo estamos conectados con lo Divino, sabemos rechazar las mentiras del sentido material.

Como resume la cita bíblica 15: “Amados (somos tú y yo), no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.” (1 Juan 4:1, 4, paréntesis añadido) Somos semejantes a Dios. Las nieblas del sentido material se levantarán y oscurecerán este hecho regularmente. Pero, podemos elevarnos más alto que estas neblinas/mentiras, a través de la conciencia espiritual, y pararnos en la brillante luz del sol de la Verdad divina para ver lo que Cristo Jesús vio y demostró: el origen espiritual del hombre.

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top