Thank you for another best summer yet!

[¡Sé un "… siempre bello y completo" reflejo! (C&S 31, 527: 4)]

Ideas de aplicación metafísica para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana sobre

"El Hombre"

para el 8 de marzo del 2020

Preparado por Christie C. Hanzlik, CS, Boulder, CO

ccern@mac.com • christiecs.com

Traducción libre de María Luisa Heron autorizada por W. Huff

INTRODUCCIÓN

Cada uno de nosotros recibirá una inspiración nueva y fresca de la Lección Bíblica de esta semana sobre el "Hombre". Para mí, la lección de esta semana nos ayuda a dejar de lado un "viejo" y limitado sentido de ser (hombre) y aceptar una comprensión "nueva" e ilimitada de nuestro ser (hombre). Cuando dejamos de lado la "vieja" comprensión del hombre, encontramos libertad, un ilimitado bien y una plena consciencia de nuestro ser, una plena conciencia de lo que somos. (Hombre = lo que somos = el ser) A medida que adquirimos conciencia de nuestro ser (hombre), experimentamos un sentido más claro de nuestro propósito y valor. Somos necesarios Dios / Mente / Amor es la fuente de todo ser, la fuente de toda existencia. Pero Dios / Mente / Amor sería desconocido, si no fuera expresado por el hombre. El hombre es, por definición, la expresión y entidad de Dios … el hombre es como Dios es conocido. No existe una separación entre Dios y el hombre porque los conceptos están dados, por definición, en relación del uno con el otro y dependen entre sí, por existencia y por expresión. Dios y el hombre son coexistentes. Nunca puede uno de ellos existir sin el otro.

El hombre no es igual a Dios. El hombre es tributario de Dios. El agua no es igual a un océano, pero son inseparables. Sabemos qué es un océano, debido al agua. El agua es tributaria del océano, pero el océano no tendría una entidad sin el agua. Del mismo modo, los rayos no son iguales al sol, pero sin los rayos no veríamos el sol. Los rayos son la luz, –– la expresión–– del sol. Por definición, un océano nunca existió sin agua, el sol nunca existió sin rayos, y la Mente nunca existió sin ideas. Hay un límite para estas analogías, por supuesto, porque Dios / Mente / Amor es infinito, eterno y siempre presente, y un océano y el sol son limitados, de forma fija y ubicados en un solo lugar (incluso si es un lugar muy grande ) En el lenguaje humano, las analogías siempre serán insuficientes para explicar lo infinito. La relación del agua con el océano y los rayos con el sol no es muy parecida a la de un hombre con Dios porque el agua y los rayos no se dan cuenta de la existencia de su origen. Cristo es el vínculo que hace al hombre consciente de Dios, quien le habla a la conciencia humana y le hace conocer a Dios. El agua y los rayos son inanimados porque carecen del sentido de Cristo. El hombre no es inanimado. Cristo anima al hombre … Cristo hace al hombre consciente de Dios, y así le da al hombre el propósito especial de ser: el hombre es la entidad de Dios. [Vea y escuche las analogías del agua al océano y los rayos del sol cantadas por la madre de CedarS y la galardonada artista de música country, Cherie Brennan en

https://www.youtube.com/watch?v=bZMNlpZavkA ]

“Si hubo alguna vez un momento en que el hombre no expresó la perfección divina, entonces hubo un momento en que el hombre no expresó a Dios, y por consiguiente, un tiempo en que la Deidad estuvo in-expresada, es decir, sin entidad" (S&H 470: 24–28)

La palabra "hombre" es problemática para muchas personas porque parece sugerir una forma masculina de la humanidad. Mary Baker Eddy introdujo muchos nuevos conceptos y términos en sus escritos. Usar la palabra hombre en un sentido genérico para significar la expresión y la entidad de Dios fue novedoso, y espero que podamos superar los límites del lenguaje y ver que ella lo intentó como un término neutral en cuanto al género. El hombre, como lo usó Mary Baker Eddy, es tan neutral en cuanto al género como un rayo de sol o una gota de agua en el océano. En el Met de esta semana, experimentaré sustituyendo diferentes palabras por "hombre" como [ser] o [expresión] y tal vez estas sustituciones resuenen con nosotros y lleguen bien con algunas nuevas ideas y las ubiquemos bien.

Hablando de fresco y "nuevo", la Lección de esta semana, mientras la leo, enfatiza el "nuevo" hombre, la "nueva" comprensión del ser y la expresión de Dios / Mente / Amor. El "viejo" concepto del hombre era como una persona separada de Dios, con un comienzo, un detenimiento y límites. El hombre "viejo" proviene de la "vieja" teología y del pensamiento limitado -difuso. El mito del " viejo" hombre carece de la comprensión de Cristo de la unificación del hombre con Dios / Amor. La "nueva" comprensión del hombre, demostrada y enseñada por Cristo Jesús y revelada a nosotros a través de la Ciencia del Cristo, nos transforma y vigoriza con un sentido de nuestra eternidad y de nuestro ser ilimitado.

Texto Áureo (TA) y Lectura Alternada (LA)

En el Texto Áureo de Isaías, recibimos el mensaje de Dios quien Dios nos ha "redimido". ¡Qué consuelo no depende de nosotros salvarnos … Dios nos redime, ¡Dios nos atesora! En la relación entre el sol y un rayo de sol, el sol hace todo el trabajo. Del mismo modo, en la relación entre Dios y el hombre … Dios hace el trabajo. Nuestro trabajo (vocación) es reconocer y estar conscientes de Dios … sintonizarnos con la conciencia de Cristo, nuestra Fuente.

La Lectura Alternada se expande sobre esto y explica la vocación del hombre, es decir, el trabajo. Nuestro trabajo, –– como la metáfora de los rayos del sol–– es brillar más resplandecientemente al ser más conscientes y confiar en nuestra Fuente … el Sol. Nuestro trabajo es brillar, brillar, brillar y, aunque lo hacemos de forma natural porque está en nuestra naturaleza el hacerlo, lo hacemos con mayor alegría ya que somos más conscientes de nuestra fuente de luz. Estas son algunas de las formas [como por medio de la LA se señalan] podemos llegar a ser más conscientes de Dios como nuestra fuente:

Podemos

1) Saber que el Señor Él es Dios: es Él, quien nos hizo, y no nosotros mismos; somos su pueblo y las ovejas de su prado.

2) caminar digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándonos con paciencia, los unos a los otros en amor;

3) no andéis como caminan otros gentiles, en la vanidad de su mente

Mientras nos esforzamos por hacer esto, también se nos "fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo [siendo conscientes de la presencia del Amor]". La gracia significa que nosotros somos amados incluso antes de pedir; que somos amados incluso sin haber logrado nada. Dios nos da gracia porque Dios nos ama por ser, no por lo que hemos logrado.

La LA también explica que es a través de Cristo–– nuestra consciencia de Dios–– en la que se revela el "nuevo" hombre. La visión "vieja" tiene a Dios y al hombre como algo separado, como el mito de Adán en el jardín. La "nueva" visión revela que Dios y el hombre son coexistentes, como Cristo Jesús lo demostró. Nada puede debilitar esta "nueva" visión. Sin miedo, sin limitación alguna, y sin contagio. La realidad del ser está intacta y el hombre no puede separarse de Dios … nunca. La visión "nueva" es cierta. Nuestro trabajo no es hacerla realidad. Esto ya es una realidad. Nuestro trabajo es presenciar esta verdad, reconocerla y aceptarla.

A medida que abandonamos la visión "vieja" y aceptamos la verdad del "hombre nuevo", encontramos paz y salud. [Salmo 37:37 termina el RR e inspiró a Ken Cooper "Perfect Peace" that's downloadable in the upper right of this Met webpage.]

SECCIÓN 1: RECONOCIENDO LA FUENTE DE TODO SER

La primera sección establece la realidad del ser, la realidad de lo que somos, la realidad del hombre. Dios creó al hombre. Pero nunca hubo un momento en el que Dios existiera y el hombre no existiera porque nunca podría haber un momento en el que Dios ––el omnisciente–– no supiera de cada uno de nosotros. Como Dios no tiene principio (es eterno), nosotros tampoco tenemos principio. Contemplar el sin comienzo, es la oración. Aquí hay una manera en la cual se describe el sin comienzo de Dios, en la Biblia: "Antes que naciesen los monte y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.” (Salmo 90: 1, 2, B 3)

Mary Baker Eddy define al hombre como "la consciente identidad del ser [lo que somos] como se encuentra en la Ciencia, en la cual el hombre es el reflejo de Dios, o la Mente, y por tanto es eterno; lo que no tiene mente separada de Dios; lo que no tiene una sola cualidad que no derive de la Deidad; lo que no posee ninguna vida, inteligencia ni poder creativo propios, sino que refleja espiritualmente todo lo que pertenece a su Hacedor. "(C&S 3)

De esta última declaración, nos damos cuenta de que Dios informa nuestra propia inteligencia … toda nuestra capacidad de conocer y pensar es de Dios. Podemos comenzar a preguntarnos qué nos diferencia a unos de otros … En otras palabras, si Dios es toda nuestra inteligencia, ¿cómo podemos pensar de manera diferente? Mary Baker Eddy revela: "El alma es la sustancia [comprensión], la Vida y la inteligencia del hombre [nuestro ser], que está individualizada, pero no en la [manera limitada]". (C&S 4) "El espíritu y sus formaciones son las únicas realidades del ser [lo que somos]". (C&S 5)

Dios es como el sol, y nosotros somos como los rayos: cada uno diferente, cada uno resplandeciente. “La mente, suprema sobre todas sus formaciones y gobernándolas todas, es el sol central de sus propios sistemas de ideas, la vida y la luz de toda su vasta creación; y el hombre es tributario de la Mente divina ". (C&S 6)

Usé las ideas de esta sección para revertir el contagio: Cada uno de los rayos es tributario del sol que ––proviene de él–– y es único y necesario para que brille la completa luz del sol. Del mismo modo, cada uno de nosotros es único y necesario para expresar la totalidad de la bondad de Dios. Cada rayo está conectado al sol, y solo están conectados entre sí a través del sol. Del mismo modo, cada uno de nosotros estamos conectados a Dios, y solo estamos conectados el uno al otro a través de Dios. A medida que sentimos nuestra conexión con Dios más genuinamente, sentimos una conexión más profunda y más satisfactoria del uno con el otro. Esta es, en verdad, la única forma en que interactuamos entre nosotros … a través de Dios, a través de nuestra fuente. ¿No es ésta una buena manera de contrarrestar la sugerencia de contagio? Si solo nos relacionamos entre nosotros a través de Dios, entonces nada diferente a Dios puede transferirse entre nosotros. Muchas cosas en el mundo parecen sugerir que estamos separados de Dios y que somos como pinballs de personalidad rebotando de un lado a otro. Podemos rechazar esta teoría de los rayos al ser tirados de aquí hacia allá, separados del sol y rebotando entre sí. No somos pinballs. A medida que profundizamos en la metafísica de nuestra co-existencia sin principio coexistente con el bien infinito, volcamos los límites de la mortalidad y el contagio y encontramos la paz eterna.

También podemos corregir la creencia de contagio con la analogía de las gotas de agua. Como gotas metafóricas de agua en uno con el océano todo bueno, no podemos mezclarnos de una manera que sea destructiva. Las gotas de agua no rebotan entre sí y crean perturbaciones, como la falta de armonía y enfermedad. La bondad del océano define y gobierna las gotas de agua, que están en armonía. La Ley de la Armonía de Dios gobierna cada gota, llevándola sobre alegres olas de bien y manteniendo un equilibrio perfecto de paz, calma y movimiento poderoso.

SECCIÓN 2: EL MITO DEL "HOMBRE VIEJO" Descargar: [webpage Download "Genesis 1 or 2" poem/healing]

La segunda sección se inicia con el comienzo, Génesis 1, que en realidad no es un comienzo, en absoluto. Génesis 1 es una declaración sobre nuestra coexistencia sin principio con Dios, quien siempre nos ha conocido. (B4) Y luego encontramos los orígenes de Génesis 2 del mito del "viejo" hombre: el mito de que estamos separados de Dios y creados del polvo del universo (¿dónde comenzó el polvo del universo?). Génesis 2 le da al hombre un comienzo que, por supuesto, implica un fin del hombre.

No podemos ser "viejos" si no tenemos un comienzo. Para contrarrestar la idea del "viejo" hombre y "posponer al viejo", volcamos la creencia de un comienzo. Según Génesis 2, el hombre comenzó como Dios "formó al hombre del polvo de la tierra". (B 5) Pero esta teoría está lista para la "desaprobación" y "corrección". (B 8)

La mentira de Génesis 2, o la teoría atómica o cualquier otra teoría de un punto de partida en el universo, tiene muchas lagunas. No es solo una visión limitada del hombre; También es una visión limitada de Dios. En Génesis 2, Dios no omnisciente, y existe solo sin el hombre por algún tiempo antes de crearlo. Según esta falsa teoría, Dios existe por un lapso de tiempo sin ninguna creación o ninguna expresión. Hay un intervalo de tiempo en el que Dios existe pero el hombre no existe. En otras palabras, según Génesis 2, hay un tiempo en el que Dios no fue expresado y, por lo tanto, incompleto.

Génesis 2 no es un relato factible de la creación, sino más bien un mito de lo que sucede cuando seguimos la lógica de un punto de partida en el universo. Ni Adán y Eva; ni la teoría del Big Bang pueden explicar cómo comenzaron el tiempo, el espacio, la inteligencia, la vida y el ser. Ninguna teoría física podrá explicar un comienzo. No había principio para la vida, el amor, la verdad, la mente o la bondad misma.

Como dice Mary Baker Eddy, la "teología popular" sugiere una visión limitada del "viejo" hombre en la que "el polvo es dignificado como el estado natural de los hombres y de las cosas", mientras que la "religión revelada" (la Ciencia de Cristo) sigue la metafísica sin principio de Génesis 1. (C&S 7, 557: 22; S8, 118: 20)

A medida que reconocemos nuestro comienzo sin inicio, estamos posponiendo al hombre "viejo" y aceptando al hombre "nuevo" e ilimitado como la verdad de nuestro ser.

SECCIÓN 3: NO HAY ORDEN SECUENCIAL PARA EL HOMBRE

A medida que entendemos la falta de inicio del hombre, podemos anular los límites de la visión del "viejo" hombre. Por ejemplo, dado que usted no tiene principio y sus padres tampoco tienen principio, y sus abuelos tampoco tienen principio, es lógico que sus padres y abuelos no hayan llegado antes que usted. Nunca hubo un momento en que Dios no te conociera. Y nunca hubo un momento en que Dios no conociera a tus padres. Por lo tanto, tú y tus padres son coexistentes y eternos con Dios. A medida que eliminamos la visión del "viejo" hombre de la secuencialidad, también estamos anulando la creencia de la genética y la herencia. Puede parecer que las familias se parecen entre sí, tal vez debido a una comprensión compartida del ser, y sin embargo, si Dios es el sol central de nuestro ser, solo estamos verdaderamente relacionados a través de Dios. La sangre no nos une. Dios nos une. Comprender que el "nuevo" hombre solo está unido a través de Dios, no a través del contacto de persona a persona, nos ayuda a resolver la herencia, el conflicto interpersonal, y también nos libera de la creencia de contagio, falsa influencia.

La Mente Divina es omnisciente y conoce a todos los hombres … no solo a algunos hombres y mujeres, y no solo a algunos hombres y mujeres que existen en un momento particular. La Mente Divina conoce al hombre … universal y eternamente. “… El consejo del Señor permanecerá para siempre; los pensamientos de su corazón por todas las generaciones. Desde los cielos miró; El Señor [el omnisciente y omnisciencia]; Él miró a todos los hijos de los hombres ". (B 9, Sal. 33:11, 13)

Mary Baker Eddy explica que "Dios forma y puebla el universo" y que el hombre es multiplicado por la Mente "El universo del Espíritu refleja el poder creativo del Principio divino, o la Vida, que reproduce las innumerables formas de la Mente y gobierna la multiplicación de la idea compuesta, hombre ". (C&S 11, 509: 16; S12, 507: 15) Hay infinitas expresiones de la Mente porque la Mente es infinita. Puede parecer difícil para nosotros concebir al hombre (la expresión de Dios) como infinito porque tendemos a pensar de manera concreta, discreta y contable, esta sería una forma limitada y "vieja" de ver a las personas. "De ahí la eterna maravilla: que el espacio infinito está poblado con las ideas de Dios, que Lo reflejan en incontables formas espirituales". (C&S 14, 503: 17) ¡Incontables!

El hombre es incontable. Y no hay espacio limitado ni fuentes limitadas para el "nuevo" hombre. Esto le da un nuevo giro a la idea de población. Población infinita … sin ninguna consecuencia negativa. Solo podemos comprender esto cuando entendemos la Mente infinita y el bien infinito. Mientras reflexionamos sobre el bien infinito y sobrepasamos los límites impuestos al hombre y la sustancia, estamos orando.

SECCIÓN 4: ENTENDER AL HOMBRE SIN INICIO, SANA

Para edificar sobre una base segura, debemos comenzar con la ausencia de principio. El hombre no tiene principio. Este hecho científico es una roca sobre la que podemos construir. – " Engrandeced a nuestro Dios. Él es la Roca [el bien sin principio] De la Roca que te creó te olvidaste; te has olvidado de Dios tu creador". (B14, Deuteronomio 32: 3, 4, 18)

Cristo Jesús fue sin pecado ––él nunca cayó en la trampa de verse a sí mismo ni a los demás como algo separado del bien eterno–– y por eso pudo sanar con absoluta certeza y efectividad. En la cuarta sección está el relato de Jesús sanando al hombre con hidropesía [W: retención anormal de líquidos e hinchazón en las piernas, tobillos, pies …]. (B17,) Este relato es escaso en palabras, pero es interesante notar que Jesús no trató de averiguar de dónde vino la hinchazón o lo que llevó a este problema. No le preguntó al hombre qué comió o bebió o dónde había estado. En cambio, lo curó. Viendo a este hombre como inseparable del Amor, teniendo una conexión perfecta con el Amor, es el tratamiento más amoroso y curativo. En verdad, nunca hubo un momento en que este hombre estuviera separado del Amor. Jesús no hizo que el hombre estuviera conectado con el Amor. Él ya estaba perfectamente conectado. El cuerpo no fue cambiado … la verdad del ser fue conscientemente reconocida. En cuanto Jesús reconoció conscientemente que Dios es la "fuente de todo ser", se anuló el "espejismo del error". (C&S 16, 243: 32)

El mismo poder está presente para nosotros hoy. "La consciencia construye un cuerpo mejor cuando la fe [un punto de partida para la vida] en la materia ha sido conquistada. Corrige [la creencia de que hay un comienzo en la vida] al [reflexionar sobre la eternidad], y el Espíritu [revelará su verdadera naturaleza como el “nuevo” hombre, sin principio ni fin]". (C&S 21, 425: 23) "[Debemos] mirar más allá [del mito limitado del "viejo hombre "] si [ganamos] el verdadero sentido [ del "nuevo" y verdadero hombre] (C&S 23, 264: 7 )

SECCIÓN 5: CRISTO JESÚS DEMOSTRÓ LA REALIDAD DEL "NUEVO" HOMBRE

La Sección 5 incluye la resurrección y la presencia continua de Cristo Jesús después de la crucifixión. La resurrección demostró que Cristo no puede haber sido muerto. Cristo es nuestra conciencia de la Vida / Dios, y Cristo Jesús tiene el título especial de "Cristo" porque más que nadie tiene una conciencia perfecta de la Vida / Dios. Cristo Jesús sabía que no podía ser separado de la Vida / Dios, y lo demostró en la resurrección. Su enseñanza y demostración fue un regalo para nosotros, para mostrarnos que Cristo, la conciencia de nuestra unión con la Vida / Espíritu / Dios, también habita en nosotros. Como leemos en Romanos, "si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros". (B 22, Romanos 8:11)

Cristo Jesús demostró la falta de comienzo y la infinitud del hombre. Como explica Mary Baker Eddy: "En su resurrección y ascensión, Jesús mostró que un hombre mortal no es la esencia verdadera del hombre, y que esta mortalidad material e irreal desaparece en presencia de la realidad". (C&S 24, 292: 31)

La enseñanza y demostración de Cristo Jesús cortó a través de la "niebla" de Génesis 2, la mentira del "viejo" hombre, y nos reveló la verdad del "nuevo" hombre. Es la naturaleza de Cristo revelar al hombre "nuevo". Cristo abre el pensamiento, anula la percepción limitada y despierta nuestra conciencia a la Vida eterna. Sin Cristo no podríamos concebir conceptos como infinito y eternidad y presencia alguna. Y el papel de Cristo Jesús fue hacer que la verdad de Cristo sea para nosotros tangible. Mary Baker Eddy explica: "Fue designado para hablar la palabra de Dios y para aparecer a los mortales en una forma de humanidad tal que ellos pudieran comprender así como percibir. Él expresó el tipo más elevado de la divinidad, que una forma carnal podía expresar en aquella época. En el hombre verdadero e ideal, el elemento carnal no puede penetrar. Así es que el Cristo ejemplifica la coincidencia, o el acuerdo espiritual, entre Dios y el hombre a Su imagen ". (C&S 26, 332: 23)

El principio y el fin parecen ser difíciles de comprender para nosotros, pero Cristo Jesús nos ayudó a comprender. Él nos ayudó sirviendo como mediador ––un intermediario–– para mostrarnos el camino para llegar a ser más conscientes de nuestra existente-conexión con Dios. Cristo Jesús no nos conectó con Dios … nos demostró que ya estamos conectados. Como el "mediador", no formó la conexión, reveló la conexión. Nos mostró nuestra conexión. Nos mostró nuestro propósito y valor como la expresión de Dios. Es como si nos dijera: “Hola rayos del sol, ¿ves esa increíble bola de luz? Esa es tu fuente. ¡Es tu sustancia misma, tu sol central, y nunca puedes alejarte de él, y te hace nuevo y brillante a cada momento! O, tal vez (como aprendimos en la lección de la semana pasada) "Oye, preciosa oveja, te mostraré la forma de descubrir que tienes un maravilloso Pastor que es omnisciente y conoce completamente a cada uno de ustedes y los ama absolutamente a todos". . " O, en palabras de Mary Baker Eddy, "Al explicar y demostrar el camino de la Ciencia divina, [Cristo Jesús] vino a ser el camino de salvación para todos los que aceptaron su palabra." (C&S 27, 315: 32)

"Como nuestro Maestro, tenemos que alejarnos del sentido material [de un limitado “viejo" ] para entrar en el [ ilimitado “nuevo” ] sentido espiritual del ser ser. (C&S 28, 41: 6

SECCIÓN 6: EL HOMBRE ES HERMOSO

Hace un par de semanas, nuestro servicio de los miércoles por la noche se centró en el "progreso". Se me ocurrió durante ese servicio, que si bien todos podemos esforzarnos por progresar, hacemos el mayor progreso al darnos cuenta de que ya estamos completos, ya perfectamente conectados con Dios. Podemos estar luchando, pero no estamos luchando por convertirnos en algo que no somos. Nos esforzamos por ver que ya somos perfectos, perfectamente conectados y perfectamente amados por el Amor. Como estamos postergando al hombre "viejo" y al ponernos el hombre "nuevo", no hay un momento intermedio de progreso en el que seamos una especie de hombre semi-viejo o semi-nuevo. De hecho y en ciencia, SÓLO somos el hombre "nuevo".

El "viejo" hombre es un mito. No, es verdad. El "viejo" hombre no es más que un nublado sentido de la verdad. Progresamos a medida que vemos a través de la niebla y Cristo, nuestra conciencia del Amor, lo sopla, revelando que no hay origen de niebla.

El Cristo-verdad sopla la niebla y descubrimos que hemos sido el "nuevo" hombre todo el tiempo. El "viejo" hombre nunca existió. No hay un punto intermedio, ya que estamos "trabajando a través de él". No. Nosotros no estamos " trabajando a través de él " como un trabajo pesado, ese sería el llamado hombre de polvo enlodado. En cambio, estamos despertando a la verdad del ser. La verdad, es verdadera. No tenemos que hacerla realidad. El "nuevo" hombre es la única verdad. No tenemos que trabajar para hacer la verdad, verdadera . "El ser posee sus cualidades antes de ser percibidas humanamente". (C&S 30, 247: 19) El ser ya es verdadero. Y el verdadero ser, el "nuevo" hombre, ya, es verdadero. Al despertarnos a los hechos de nuestro ser, la belleza de la creación del Amor se nos revela. "La belleza es un cosa de la vida, que mora para siempre en la Mente eterna y refleja los encantos de Su bondad en expresión, forma, contorno y color ". (S&H 30, 247: 21)

“[El Amor] todo lo hizo hermoso en su tiempo;

He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo"(B24, Ecl. 3:14)

El hombre ya es hermoso. El hombre ya, es "nuevo". Como Mary Baker Eddy escribe: "El hombre es el reflejo de Dios, no necesita ningún cultivo, sino que siempre es bello y completo". (C&S 31, 527: 4)

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top