Enroll by January 31st for any summer program with a $100/wk deposit, and save $25/wk!

ACEPTA CON GOZO LO NUEVO PROVENIENTE DE VIDA HACIENDO TU VIDA SIEMPRE  FRESCA

Ideas de Aplicación Metafísica para la Lección Bíblica de la  Ciencia Cristiana

“Vida”

para la semana de julio 11 al 17 de 2022 por Kathy Fitzer en  Lake Saint Louis, MO
kathyfitzer@gmail.com

Traducción libre de Maria Luisa Heron autorizada por W. Huf

Al estudiar la Lección de esta semana, considera prestar especial atención a lo que se expresa acerca de la naturaleza perpetua de Vida constantemente nueva y fresca. Porque Dios es Todo, siempre presente y todopoderoso, Vida (otro nombre de Dios) también debe ser el todo  de lo que existe… el único poder, y siempre presente. Contraria a la creencia común, en Vida no hay ni principio, ni intermedio, ni final. Vida no es lineal. Vida simplemente ES, y es reflejada por todo lo creado. Vida es perpetua y no se afecta por los obstáculos y desvíos que intentan interferir en su expresión armoniosa. Me gusta pensar que Vida fluye como los arroyos y ríos, rebotando sobre y alrededor de las rocas que encuentra, sin ningún pensamiento de vulnerabilidad. Como la plena expresión de Vida, somos impulsados ​​por una fuerza del Bien. A medida que el pensamiento cambia de una perspectiva material a una espiritual, la visión mortal de la vida (con su sentido limitado de principio y fin) se desvanecerá. Y, la visión eterna e ilimitada aparecerá aquí y ahora. Entonces, la plenitud de este verdadero sentido de Vida que en realidad nunca puede ser interrumpida o llegar a su fin se convierte en nuestro sentido de la vida.

Como se usa en el Texto Áureo, la idea que Dios hace nuevas todas las cosas puede considerarse como que todas las cosas se hacen frescas (de acuerdo al griego original) En el Webster’s 1828 Dictionary  están incluidas las definiciones de “nuevo” como: “renovado”, “fresco después de cualquier evento” y “reparado para recuperar el primer estado”. Me gusta pensar en eso para aclarar la percepción errónea y revelar la versión limpia y brillante que siempre ha tenido. No tenemos que aferrarnos a malos recuerdos, temores, visiones aterradoras o escenarios tristes.

 Nos podemos resistir la tentación de sentirnos exhaustos o desgastados. Vida presenta puntos de vista frescos (nuevos) todo el tiempo, y esos puntos de vista vigorizan y revelan el bien presente. Dios siempre nos proporciona un bien ininterrumpido para todos, incluso si nuestra vista limitada tiene problemas para verlo. La Biblia ilustra, y la Ciencia Cristiana explica a fondo, este sentido de Vida. Entonces, todos podemos percibir y experimentar frescura y renovación en todo lo que hacemos. Tenemos que aprender a confiar en Dios y buscar el bien. ¡Está ahí para ser visto!

La Lectura Alternada también presenta el concepto de novedad en términos de frescor. Cuando presionamos el botón de actualización en nuestras computadoras, empezamos de nuevo y todo lo que estaba en la pantalla anterior desaparece La pantalla no se aferra a viejos recuerdos… no está marcada por lo que había antes. Es todo nuevo. De manera similar, nuestras vidas no están hechas de una acumulación de experiencias humanas. Preferimos nuestra experiencia sea constantemente refrescadas a medida que Vida revela nuevas visiones, nuevas oportunidades, ¡el bien que siempre fluye! The Voice  traduce el versículo 17 como: “¡Ahora, mira aquí! Estoy creando nuevos cielos y una nueva tierra. El agotado y doloroso pasado será como si nunca hubiera sucedido. Ya nadie hablará ni pensará en ello”.

Hay varios artículos y testimonios en volúmenes anteriores de la Ciencia Cristiana  Sentinel y Christian Science Journal de personas que experimentaron la curación de cicatrices. Uno que he valorado especialmente es el del Sentinel del 21 de septiembre del 2009, llamado “Por qué perdonar” por Arno Preller. https://sentinel.christianscience.com/shared/view/3vcpffsxj4?s=copylink

A medida que entendemos que Vida es perpetua y siempre nueva, no solo podemos liberarnos de los malos recuerdos del pasado, sino que podemos estar seguros de que cada uno de los hijos de Dios ha sido creado para vivir una vida plena y productiva. Incluso cuando aun cuando parece que la vida de alguien ha sido interrumpida, nosotros tenemos saber que su buen trabajo continúa. Una corriente puede pasar fuera de la vista, pero continúa fluyendo. Debemos protegernos de la sensación que un enemigo (de cualquier tipo) pueda destruir las buenas obras de Vida. Dios hace al hombre para vivir, y que viva plenamente. Como escribió el salmista, “mandó el Señor la bendición, la vida para siempre”. Lo que sugiere algo diferente no es una visión precisa de Vida reflejada en la vida. Debemos defendernos de tal sugerencia, y rehusar a permitir horrorizarnos ante todos y cada uno de los informes falsos. Verdaderamente, Vida es siempre fresca-como una fuente- y continúa imparable mientras fluye sobre los problemas que aparecen, tan libremente como el agua fluye sobre las rocas en el cauce de un río.

Mientras leía la Lección, vi los diversos aspectos de novedad presentados en cada sección. Es posible que veas algo completamente diferente, pero ofrezco esto como punto de partida–y espero que ayude a los consejeros en el campamento:

1)Dios es la fuente de Vida. Esto se hace evidente a medida que cambiamos nuestro punto de vista.

2) Dios nos saca (como lo hizo con José) del pozo y nos pone en tierra firme.

3) Ejercer la autoridad dada por Dios para sanar problemas de mucho tiempo como lo hizo Jesús.

4) Aceptar el don de la Vida eterna.

5) Nada nos puede separar del amor de Dios y del frescor de la Vida.

6) Ver el nuevo cielo y la nueva tierra aquí y ahora – como lo hizo Juan.

 

SECCIÓN 1: CAMBIA TU VISION — VEA A DIOS COMO UNA FUENTE DE VIDA

La forma en que pensamos acerca de las cosas tiene mucho (en realidad, todo) que ver con nuestra experiencia. Mary Baker Eddy hace esta declaración audaz: “Si se admite que Dios es la Mente y Vida únicas, cesa de haber cualquier oportunidad para el pecado y la muerte” (cita C&S 4, 276:17). No tienes que entender completamente ese concepto, ¡sólo admíteque no hay mente ni vida aparte de Dios! La Biblia es nuestra autoridad. Isaías describe a Dios teniendo el cielo por Su trono y la tierra por el estrado de Sus pies. En otras palabras, Dios (Vida) llena todo el espacio–¡está siempre presente! Isaías también dice que Dios consuela y cuida continuamente a todos Sus hijos por siempre (cita B1, Isaías 66:1, 10, 12, 13, 22). El salmista describe a Dios como la “manantial de la vida” (cit. B2, Salmos 36:7, 9). Continúa hablando de Dios llevando a Su pueblo “a un lugar espacioso” y estableciéndolo sobre una roca (cit. B3, Salmo 18:1, 3, 19, 46).

A menudo escuchamos a la gente describir alguna desgracia como si fuera la voluntad de Dios. Algunos incluso creen que es la voluntad de Dios que alguien muera. ¡Pero eso no es lo que leemos en Ezequiel! Ezequiel habla de Dios haciendo “un corazón nuevo y un espíritu nuevo” para el hombre. Él escribe: “Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis ” (cita B4, Ezequiel 18: 1, 31, 32). Es la voluntad de Dios que Sus hijos vivan. ¡Se trata de renovación y frescura! A medida que cambiamos nuestro pensamiento, ¡sentimos el efecto de Vida viviendo plenamente en nosotros!

Ezequiel informa que Dios nos pide “Echad de vosotros todas [vuestras] transgresiones”. Una definición de transgresión (del hebreo) es “separarse (de la autoridad justa)”. ¡¡Dios, como Vida, ha autorizado la vida!! Entonces, la transgresión que nosotros necesitamos deshacernos es la creencia de que Dios no es Todo – que hay un opuesto a Vida, llamado muerte y discordia. Pero, esa es una falsa percepción basada en evidencia física.

A medida que nosotros nos volvamos a Dios y reconozcamos el todo de Dios, Vida, nosotros veremos Vida en todas partes y no nos dejaremos engañar por ningún otro informe. Verdaderamente, “… todo es Vida, y no hay muerte. Todo en el universo de Dios Lo expresa a Él” (cit. C&S 2, 331:11). Tú elige cómo pensar: ¡elige la visión de Dios de la Vida perpetua!

SECCIÓN 2: LAS TIERNAS MISERICORDIAS DE VIDA NOS DESATASCAN

Es probable que no compartamos la experiencia real de José de ser arrojado a un pozo, vendido como esclavo y llevado a una tierra extranjera. Pero, la mayoría de nosotros hemos sentido en algún momento que estábamos atrapados en una situación desesperada fuera de nuestro control, sin salida aparente. Durante esos momentos, puede ser útil recordar que la historia de José tuvo un final muy feliz, no solo bendiciendo a José, sino también a las generaciones venideras (cit. B6, Génesis 37:3, 4, 13, 23, 24, 28 y cit. B7, Génesis 39:1-3).

El salmista debe haber experimentado sentimientos similares de desesperación y liberación, y alienta a sus lectores a persistir. Él nos asegura que cuando nos acercamos con confianza a Dios, el Amor nos saca del pozo, nos pone en tierra firme y nos hace avanzar. ¡En lugar de sentirnos impotentes, podemos cantar canciones de alabanza y expresar gratitud por adelantado! Las tiernas misericordias de Dios están siendo derramadas sobre todos los hijos de Dios y la “misericordia [y] tu  verdad de Dios [nos] me guarden para siempre” (cita B5, Salmo 40:1-3, 11).

Las citas de Ciencia y Salud explican de muchas maneras diferentes que las pruebas nos fortalecen. Ellos “nos hacen volver cual niños cansados ​​a los brazos del Amor divino”. Cuántas veces hemos visto a niños pequeños protestar: “¡Yo mismo lo hago!” La independencia es buena, pero pensar obstinadamente que somos responsables de nuestra propia vida y que tenemos que demostrar nuestro valor actuando por nuestra cuenta es un error. Cuando el niño pequeño no tiene éxito, él o ella felizmente cae en los brazos extendidos esperando ayuda y ofrecimiento de consuelo (cit. S8, 322:26).

¡Hay una lección ahí para nosotros! Mientras pensemos que nosotrossomos responsables de resolver problemas o que nos hemos metido en un lío y tenemos que salir de él, estaremos atrapados en los “escombros temporales del error, la creencia en el pecado, la enfermedad y la muerte”. La libertad llega en cuanto dejemos ir el sentido de que la vida está en la materia, definida por las acciones y circunstancias materiales, y que el conflicto es una parte inherente de ella. Me acuerdo de un juego que jugaba de niña (y que todavía está disponible en Amazon). Lo conocía por un nombre diferente, pero se puede encontrar buscando “el juguete de la trampa para dedos”. Es un tubo tejido. Pones un dedo en cada extremo y luego intentas sacar los dedos. Cuanto más tiras, más apretado se vuelve. La única salida es empujar hacia adentro para soltar el agarre. Apoyarse en la propia capacidad y creer que la vida depende de las circunstancias materiales es como luchar contra el juguete y apretarlo. Pero, darnos cuenta de que literalmente “Dios es la única Vida” nos permite ceder a las tiernas misericordias de Dios, relaja el agarre de la trampa, ¡y trae libertad!

Darse cuenta de que “La Vida es el eterno YO SOY” muestra que nosotros (y todos) estamos verdaderamente siempre a salvo. Vida que es no puede ser borrada ni interrumpida (cit. C&S9, 289:2-4, 27, 31). ¡Y podemos experimentar la libertad que proviene de darnos cuenta de ese hecho! No te alejes de aquello que te empuje a una mayor dependencia de la Vida. ¡En cambio, sepa que los brazos extendidos del Amor siempre están ahí, revelando vistas frescas de la Vida como siempre nueva y establecida en tierra firme!

SECCIÓN 3:  EJERCITA LA AUTORIDAD DE LA VERDAD PARA REVELAR NUEVAS PERSPECTIVAS

No importa cuánto tiempo haya estado oscura una habitación, o cuánto tiempo haya durado una dificultad. Una vez que la luz se ha encendido, la oscuridad se ha ido. Una vez que la luz de Cristo, la Verdad, amanece en la conciencia humana, ¡la falsa sensación de limitación desaparece! Jesús demostró esto cuando sanó a la mujer que no había podido mantenerse erguida durante 18 años (cit. B10, Juan 10:10). Aunque la mujer no podía levantarse, fue liberada cuando Jesús percibió que la hija de Dios no podía estar limitada tanto y como la luz no puede ser oscurecida. Leemos en Ciencia y Salud: “La Verdad, la Vida y el Amor Divinos dieron a Jesús autoridad sobre el pecado, la enfermedad y la muerte” (cita C&S12, 26:10, 28-32). La Verdad, la Vida y el Amor también nos dan autoridad sobre el pecado, la enfermedad y la muerte -– ¡así como la luz nos da a todos autoridad sobre la oscuridad! Con gratitud tuve la grata experiencia de la inmediata desaparición de un tumor que había sido evidente en mi abdomen durante más de 15 años cuando me di cuenta de que mi experiencia no podía ser oscurecida por la persistencia del error -–la voluntad propia, la autojustificación o la autodeterminación. -amor (ver Ciencia y Salud 242:15).

No nos preguntamos si la oscuridad huirá en presencia de la luz. No dudamos que la visión se vuelve más clara en presencia de la luz. Y podemos estar igualmente seguros de que “la energía divina del Espíritu” destruye todo supuesto “poder material” que sugiera que nosotros (o cualquier persona) podamos ser afectados por cualquier forma de falta de armonía o decadencia (cit. C&S 13, 471:31) . ¡Esas sugerencias incluyen los efectos de cualquier cosa diferente a la Bondad de Dios, ya sea que se llamen enfermedad, guerra, clima, edad, miedo, ira, accidente, muerte o un gran montón de otras cosas! Todos son solo formas de oscuridad—impotentes para resistir la luz de la Verdad que revela la nueva y fresca visión que se puede ver una vez que reconocemos la luz.

La autoridad de Dios para expulsar las tinieblas del error siempre está presente. Solo tenemos que “ejercer esta autoridad otorgada por Dios” para sentir los efectos (cit. C&S15, 393:10). Cualquiera que haya tenido el placer de desarrollar una habilidad –  ya sea una habilidad intelectual para resolver problemas o una física atlética, sabe que simplemente rodearse de los libros o el equipo no da como resultado el dominio. Pero, el uso y la práctica regulares conducen al éxito y al crecimiento.

La ley de Dios— tal como fue practicada por Cristo Jesús y explicada por la Ciencia Cristiana — nos da autoridad sobre toda falta de armonía. A medida que tomamos parte con la enseñanza de que Dios es Todo y que la luz de Cristo es una ayuda siempre presente en los problemas, nuestra visión de la realidad se vuelve más clara y podemos “tomar posesión de [nuestro] cuerpo y gobernar sus sentimientos y acción” con tanta naturalidad como perfeccionamos cualquier otra habilidad que estemos practicando. ¡La oscuridad no puede resistir la Luz!

SECCIÓN 4: ACEPTA LA DADIVA DE LA VIDA ETERNA SIEMPRE FRESCA

Dios nos ha dado la dádiva de la vida eterna (cit. B14, Romanos 6:23). ¿Hemos aceptado este regalo? ¿Lo hemos observado y lo hemos acogido como propio? Cuando nos enfrentamos a la evidencia de limitación o destrucción o incluso a lo que literalmente llamamos muerte, debemos recordar este regalo de la vida eterna. Lo que es eterno no tiene principio ni fin. ¡Simplemente es! ¡Nada puede quitárnoslo!

Según todas las apariencias humanas, la hijita de Jairo había muerto. Pero, Jairo vino a Jesús de todos modos. A diferencia de los dolientes, no se dejó engañar por la evidencia falsa, y reconoció que la autoridad de Cristo, la Verdad, es mayor que el testimonio físico. Cuando Jairo se acercó a Jesús, humildemente, se presentó ente públicamente ante él. Aunque era un gobernante en la sinagoga, debió haber reconocido la autoridad que Jesús representó como divina — y, por lo tanto, por encima de la suya. Me llamó la atención la importancia de este sentido de humildad, que Jesús también expresó, entendiendo que estaba operando bajo la suprema autoridad de Dios, de la Vida misma. Entendió que la hijita de Jairo también estaba gobernada por la ley de la Vida, por lo que no era posible que estuviera muerta. Jesús acalló a los que sollozaban y luego se acercó a la hija, sin tener en cuenta la costumbre que decía que sería impuro si tocaba un cadáver. ¡Jesús nunca vio un cuerpo muerto! Vio la presencia de la Vida ininterrumpida. Y esa visión correcta se hizo evidente (cit. B16, Mateo 9: 18, 19, 23-26). ¡También podemos tener esa visión!

La clave para este tipo de sanación se describe en esta frase: “[Jesús] sabía que el hombre no tiene dos vidas, una para ser destruida y la otra que ha de hacerse indestructible” (cit. C&S 16, 369:16). ¡Se necesita una inmensa disciplina mental para mantener la visión clara de que todo lo que hay es Vida! Debido a que Vida es todo y está siempre presente, la muerte es en realidad la imposición de una visión falsa que absolutamente debemos rechazar. La muerte no es una salida, y no es una amenaza. Es un concepto erróneo. Comprender esto “esta comprensión hará despertar a una renovación de vida” (cit. C&S 20, 426:16-19). Independientemente del testimonio material, cada uno de nosotros es  cuidado totalmente, y nada puede privarnos de experimentar la plenitud de Vida— incluso si nuestra experiencia humana parece tomar un camino diferente.

Volvamos a nuestra ilustración del agua que fluye en arroyos y ríos. El ejemplo que usé anteriormente fue que el flujo no se ve afectado por su entorno y que cuando la corriente da una vuelta, no nos preguntamos si el flujo se detuvo. El agua es lo suficientemente fuerte como para cortar la roca y crear un nuevo camino. Pero, pudieras refutar que a veces el agua se seca y el cauce del río seco y polvoriento es todo lo que queda. Eso es lo que informan los sentidos físicos. Pero, incluso en ese caso, ¿no cambió el agua simplemente de forma… convirtiéndose en vapor de agua, para expresarse de nuevo en un día como lluvia? Cada analogía tiene sus limitaciones. Pero, para mí, el punto es que nunca se puede confiar en la evidencia material. Necesitamos confiar porque Dios es Vida, y esa Vida es infinita, “todo es Vida y la muerte no tiene dominio” (cit. C&S 21, 347:6-7). Eso significa que el bien no puede ser detenido, la alegría no se puede perder, la armonía no se puede alterar. Todas esas sugerencias son sugerencias de muerte y no formaremos parte de ellas. Vida vive en nosotros, ¡plenamente! ¡Acepta ese regalo!

SECCIÓN 5: NADA PUEDE SEPARARNOS DE LA FRESCURA QUE EXISTE EN LA VIDA

¿Alguna vez te  has sentido desganado— no muy animado? ¿Algunos días son buenos días, pero otros días son algo deprimentes? Esa es solo otra forma de creer que la vida puede ir y venir— que estamos sujetos a la muerte. ¡Pero eso es mentira! Tendemos a caer en una sensación de desgano o insatisfacción cuando las cosas parecen casi lo mismo — tal vez demasiado rutinarias. En la carta de Pablo a los Romanos, él compara la resurrección de Jesús con nosotros andando “en vida nueva” (cit. B17, Romanos 6:4). Entonces… para mí, eso sugiere que un primer paso para superar la muerte es rechazar la insatisfacción y el aburrimiento que intentarían derribarnos y abordar cada momento de cada día como una nueva expresión de Vida que sea fresca, hermosa, vigorizante y plena de promesa El sol nunca brilla exactamente de la misma manera. Si miramos, podemos encontrar algo bueno que lo perderíamos si nos enfocamos en lo no tan bueno.

Curiosamente, al pensar en ver las cosas como siempre nuevas y frescas, también tenemos que considerar esta declaración: “Jesucristo es el mismoayer y hoy y por los siglos” (cit. B19, Hebreos 13:8). Entonces, si Jesucristo es el mismo ¿cómo podemos ver la novedad y la frescura? Bueno… el sol es el mismo, el agua es la misma, hasta los números y las notas siguen siendo las mismas. Pero, siempre es único cómo la luz, las gotas de agua, los números y las notas expresadas en momento a momento. Y la forma en que pueden combinarse en su expresión no conoce límites. Entonces, Vida puede ser la misma (siempre buena, completa, confiable, alegre, se expresa inteligentemente etc.) mientras permanece fresca y nueva en la forma ¡cómo la sentimos!

No es Vida lo que nos hace que las cosas sean aburridas, o que nos hace sentir aburridos o desanimados. Es la creencia de que podemos estar separados de la vitalidad de  Vida. Es como creer que algo le ha pasado a nuestra canción favorita justo a la mitad de escucharla, y como resultado estar triste. Realmente nada podría pasarle a la canción. Simplemente algo ha interferido con nuestra recepción… tal vez bajaron el volumen, perdimos la conexión del Internet o cambiaron el canal. Pero, al reconectarnos, descubrimos que realmente nada hubiera podido separarnos de la música. De manera similar, Vida siempre está tocando sus melodías únicas, y nada puede realmente separarnos de la alegría representada en esa melodía de Vida. Si hay una interrupción temporal, todo lo que tenemos que hacer es volver a sintonizarnos con el hecho de que “la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte”. Nada “nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (cita 18, Romanos 8:2, 38, 39).

Alejándonos de la luz, creemos que estamos envueltos en la oscuridad. Pero, no le pasó nada a la luz… solo tenemos que regresar a ella. Así es con la Vida. Jesús describió la vida eterna como “el conocimiento actual de su Padre y de sí mismo — el conocimiento del Amor, la Verdad y la Vida” (cit. S26, 410:4-7). Cuanto más lleguemos a conocer a Dios como la única Vida—como nuestra Vida, una mayor claridad transformará  nuestra visión del bien continuamente en forma fresca y vibrante. Y, como Jesús, no nos dejaremos engañar por lo que parece ser— sino que buscaremos y veremos con la esperanza de buscar y ver qué es— siempre fresco y vigorizante.

SECCIÓN 6: ¡VE EL CIELO NUEVO Y LA TIERRA NUEVA AQUÍ Y AHORA!

Juan vivía en este mundo, al igual que nosotros, pero veía las cosas de manera diferente. Él vio que es, en vez de que parece ser. Vio Vida gobernada por la ley de la armonía por la ley de la Vida. En lugar de ver las cosas a través de sus sentidos físicos, vio la creación de Dios a través del sentido espiritual. Nosotros podemos hacer eso también. Rehúsate a aceptar las cosas como se te presentan. Aun si las cosas te parecen ser buenas, si esa bondad depende del estado físico de las cosas, carecen de confiabilidad. El bien físico puede convertirse en mal físico. Pero el bien espiritual es por siempreaun si te parece estar encubierto o distorsionado.

Pensar en términos de sueños puede ser útil. Un sueño puede parecerte tan real mientras estamos en medio de ély a veces también después. Puede ser bueno, o malo. Pero, el hecho es, que es un sueño. Lo que percibimos a través de nuestros sentidos no son más confiables que un sueño. El bien en el que creemos tiene su base en la materia y es siempre vulnerable. Pero, si vemos el origen de ese bien como Vidacomo Verdad entonces ese bien no puede perderse. El amor de una sólida relación nunca se puede perder. La belleza de la imagen de Alma no puede ser distorsionada. Aun si la situación cambia, la conciencia del bien permanece.

Encuentro muy útil insistir en encontrar las bendiciones sin importar la situación. Necesitamos rechazar lo negativo y aferrarnos a lo positivo. Mary Baker Eddy describe la visión de Juan del nuevo cielo y la nueva tierra, vistos con un sentido espiritual, como aquello “que entrañan la idea espiritual y la conciencia de la realidad” (cit. C&S 30, 573:13-30). No estamos siendo simples mortales optimistas cuando traducimos lo que estamos viendo en el bien absoluto de la creación de Dios. Más bien, estamos usando el sentido espiritual para ver a través de la niebla el revés de lo que realmente es. Donde parece estar el pecado, la enfermedad y la muerte, vemos la integridad, la inocencia, la plenitud y la vida. Eso es lo que Dios crea. Y esa es la nueva y fresca visión de lo que es la realidad. Tenemos derecho a reclamar eso como nuestro punto de vista y como todo lo que realmente es. Entendiendo esto como cierto, veremos las cosas claramente, como lo hicieron Jesús y  Pablo, y como muchos lo han hecho en tiempos más recientes. Verdad revela una visión de Vida en la que “todas las cosas son hechas nuevas” (cit.32 C&S, 201:8-9). ¡Acéptalo! ¡Compruébalo!

 

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top