Join us for the best summer yet!

¡EXPERIMENTE LA FUERZA Y EL PODER QUE PROVIENEN DE CRISTO!
Ideas de Aplicación Metafísica para la Lección Bíblica Trimestral de la Ciencia Cristiana sobre

“Denuncia de la Nigromancia Antigua y Moderna, alias Mesmerismo e Hipnotismo”
para el 22 al 28 de mayo de 2023

por John & Lindsey Biggs, C.S. de Maryland Heights, MO
541 418 1176 johnbiggscs@gmail.com
541 460 3515 biggs.lindsey@gmail.com

Traducción libre por Heidi Colmenero autorizada por Warren Huff


Introducción

La lección de esta semana trata de la totalidad de Dios y del poder y la autoridad que se derivan de seguir la Palabra de Dios. Desde Josué hasta Jesús, vemos muchos ejemplos de cómo Dios da poder, fuerza y claridad a quienes lo siguen.

“¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. Lo hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo sus pies… ¡Oh Jehová, Señor nuestro, cuan grande es tu nombre en toda la tierra!”. (Salmo 8:4-6, 9)

Veamos cómo podemos vivir esta semana la autoridad y el dominio que vienen de Dios.

Texto Aureo

“. . . yo soy Jehová tu sanador”. Éxodo 15:26

Este pasaje nos recuerda que Dios es el Sanador. Dios tiene la fuerza, el poder y la autoridad para gobernarnos en toda situación.

He aquí un pasaje similar de Mary Baker Eddy:

“El mejor sanador es aquel que menos se hace sentir, y viene así a ser una transparencia para la Mente divina, la cual es el único médico; la Mente divina es el sanador científico”. (Escritos Misceláneos, p. 59:28)

Lectura Alternada

El Bible Lens Research dice:

“Josué era el siervo de Moisés, un fuerte comandante militar y humilde adorador de Jehová. Como sucesor de Moisés, supervisa el cruce del río Jordán, la caída de Jericó y la conquista de Canaán.” (Christian Science Sentinel)

Podemos aprender mucho del ejemplo de Josué y de su devoción a Dios. Sirvió a Dios con todo su corazón y con total obediencia. Sucedió a Moisés como el nuevo líder de la nación israelita, y Dios prometió estar con Josué, tal como estuvo con Moisés, como el nuevo comandante en jefe.

“Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo”. (Josué 3:7)

Aunque el libro de Josué está lleno de muchas conquistas militares, también incluye muchas lecciones espirituales sobre la obediencia total a Dios y el deseo de erradicar el culto prohibido a los ídolos.

Tras la derrota de una ciudad/país, Dios prohíbe a los militares saquear los bienes, joyas, etc. de esas ciudades, por considerarlo una abominación, ya que se asocia con la adoración de ídolos.  Josué obedece esta petición, aunque uno de sus soldados desobedece la orden en una ocasión.  Josué rectifica inmediatamente esa situación. Comprende que el poder y la gloria proceden de Dios. Sabe que el oro, las joyas, etc. no le darán ningún poder ni éxito reales. Confía plenamente en Dios y sigue la Palabra de Dios con sus órdenes.

Dios le dice a Josué cómo seguir el Camino – cómo mantener su pensamiento en línea con Dios:

“Como estuve con Moisés, estaré contigo: … Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. ¿No te lo he mandado yo? Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. (Josué 1:5, 8, 9)

¿Podemos nosotros también meditar en el “libro de la ley”, la Palabra de Dios, día y noche? ¿Podemos saber que esto es lo que nos da vida, éxito y armonía en nuestros esfuerzos? ¿Podemos confiar y saber que nos hará prosperar en el trabajo que Dios nos ha encomendado?

En estos pasajes de la Lectura Alternada, los israelitas recuerdan todo lo que Dios ha hecho por ellos. Reafirman su lealtad a Dios. Saben que Dios los ha liberado de la servidumbre y la esclavitud, y prometen obedecer la voz de Dios.

“La esclavización del hombre no es legítima. Cesará cuando el hombre tome posesión de su legado de libertad, su dominio dado por Dios sobre los sentidos materiales.” (Ciencia y Salud, Mary Baker Eddy, p. 228)


SECCIÓN 1 – EL VERDADERO PODER Y LA AUTORIDAD VIENEN DE DIOS

“Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él y no le hizo daño alguno. Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es ésta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?” (Cita bíblica B2, Lucas 4)

Así como Josué demostró el poder y la autoridad de Dios a través de sus conquistas militares, Jesús ordenó un poder espiritual y la autoridad de Dios a través de su ministerio de curación. Él sabía que cualquier cosa que no viniera de Dios no podía controlarlo. No tenía nada en qué apoyarse.

Él siguió la declaración de Isaías: “Yo soy Jehová, y ninguno más hay…”. Isaías 45:5

Jesús vio que la materia no tenía vida, inteligencia ni sensación, y que no era más que una creencia. Jesús vio el error como nada y la bondad de Dios como todo, y la autoridad que provenía de esa comprensión espiritual sanaba instantáneamente.

Hablando de Jesús, Mary Baker Eddy escribió que él:

“… demostró que la materia carece de vida, y probó el poder y permanencia del Espíritu. …Si concuerda usted conmigo, en que la materia no es ni sustancia, ni inteligencia, ni Vida, puede quedarse con todo lo que de ella resta; y habrá usted tocado el borde del vestido de la idea que Jesús tenía acerca de la materia”. (Escritos Misceláneos 1883-1896, Mary Baker Eddy, pp. 74)

Los lectores pueden disfrutar de la lectura íntegra de ese artículo en la página 74 de Escritos Misceláneos. Es una respuesta a las preguntas: Si Dios no reconoce la materia, ¿cómo pudo Jesús, que era “el camino, la verdad y la vida, conocerla”?

Jesús “anuló” el error porque no tenía ninguna autoridad real en la cual apoyarse.

La definición de anular significa:

“Hacer nulo; anular; abolir;…hecho nulo por autoridad competente”. (Diccionario Webster de 1828)

Mary Baker Eddy escribe que haremos lo mismo cuando comprendamos la nada del error y la totalidad de Dios, o el bien. (Cita de Ciencia y Salud S5, p. 450)

Este capítulo de Lucas comienza con Jesús afirmando su autoridad. Lee el libro de Isaías sobre su poder y su santa misión de Dios, delante de toda la gente en la sinagoga. Sabía quién era y cuál era su santo propósito. Esta comprensión de su verdadero ser – de su verdadera identidad – le dio poder espiritual.

¿No afirman estos pasajes de Lucas el punto de vista que queremos tener cuando oramos? ¿Saber quiénes somos y el poder y la autoridad que tenemos de Dios para comandar en toda situación?

“No existe poder aparte de Dios. La omnipotencia tiene todo el poder, y reconocer cualquier otro poder es deshonrar a Dios”. (Cita de Ciencia y Salud S1, p. 228)

¡Honrar otro poder o autoridad es en realidad deshonrar a Dios! Esto es lo que Jesús sabía con toda claridad – demostró que el error es impotente.


SECCIÓN 2 – LA NADA DE LA MENTE CARNAL

La Biblia y Ciencia y Salud son bastante claras acerca de la nada de la mente carnal. Puesto que Dios, el bien, es la única Mente, no hay mente real aparte de Dios. Por lo tanto, todos los pensamientos y actividades pueden y deben proceder de Dios, la Mente divina, ya que Dios es la única Fuente real.

La definición de enemistad incluye esto:
“Un estado de oposición; La cualidad de ser un enemigo; lo opuesto a la amistad;” (Diccionario Webster de 1828)

Así que la mente carnal no es amiga de Dios, ¡y tampoco debería ser amiga nuestra!

Podemos pensar en los “amigos” de Job en la Biblia. ¿Eran realmente amigos? ¿Realmente lo guiaban hacia Dios? El Cristo es nuestro verdadero amigo. El Cristo nos conduce a las alturas divinas. ¡Da voces de bien! La Mente Divina es la única que nos dice lo que es real y verdadero.

He encontrado dos grandes artículos en Miscelánea, útiles para ver la nada del magnetismo animal. El primero es “Caminos que son vanos”. Describe qué es el magnetismo animal, qué intenta hacer y cómo. He aquí algunos extractos:

Intenta impeler a la mente mortal al error de pensamiento.

Tienta a la mente mortal a pensar o hacer cosas que son ajenas a nuestras inclinaciones naturales.

Nos hace sospechar y desconfiar de los demás.

Nos hace sentir confusos.

Altera la unidad

Estropea nuestra disposición, etc.

La buena noticia es que, en realidad, ¡no es nuestro pensamiento! Podemos estar alerta y despiertos a todas las formas en que el magnetismo animal intenta desviarnos. Nuestros pensamientos son buenos y puros, nos conducen y nos guían hacia Dios. El artículo continúa diciéndonos que el magnetismo animal trata de lograr estas cosas haciendo que nos preocupemos, confundiéndonos y mintiéndonos sobre quiénes somos y quién es Dios, hasta que no estemos seguros de qué pensamientos son el camino correcto. Podemos saber y rezar para que no tengamos una mente que pueda ser hipnotizada o mesmerizada.

Mary Baker Eddy nos da una defensa segura en las páginas anteriores:

“… Mantened la mente tan llena de Verdad y Amor que el pecado, la enfermedad, y la muerte no puedan entrar en ella. Es evidente que nada se puede añadir a la mente que ya está colmada. No hay puerta por la cual pueda entrar el mal, ni espacio que el mal pueda ocupar en una mente plena de bondad. Los buenos pensamientos son una armadura impenetrable; revestidos con ellos estáis completamente protegidos contra los ataques de toda clase de error. Y no sólo vosotros estáis a salvo, sino que todos aquellos en quienes reposan vuestros pensamientos también son por ello beneficiados”. (La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, Mary Baker Eddy, p. 210)

Al mantener a Dios y a lo que realmente somos al frente y en el centro de nuestro pensamiento, no nos confundimos. Así pues, Cristo es el antídoto. Nuestra unidad con Dios es el antídoto. Cristo es la actividad del bien. Cristo es la atracción real – atrayendo nuestra conciencia hacia la armonía, la paz, el amor y la alegría.

Por lo tanto, rezar para tener la mente que también estaba en Cristo Jesús es realmente útil. Esto nos permite ver la realidad con claridad. Si los pensamientos te están llevando a Cristo, ¡entonces querrás escuchar esos pensamientos! Si los pensamientos te alejan de Dios, es una buena señal de que no queremos escuchar esos pensamientos.

Usted puede disfrutar de este reciente podcast en inglés, para obtener más ideas sobre este tema:

¿Qué es el magnetismo animal y cómo podemos lidiar con él?


SECCIÓN 3 – NINGÚN PODER EN EL MAL, EN ABSOLUTO

Es posible que haya oído la expresión “los Científicos Cristianos no tratan de convencer a alguien para que se cure”. ¡Esto es algo realmente importante! La curación es la revelación de lo que Dios ha hecho; la acción de Dios no depende del convencimiento humano.

En el número del 23 de mayo de 1988 de The Christian Science Sentinel, Allison “Skip” Phinney escribió un precioso editorial titulado “La curación no es una curación hablada”. Ciertamente, la conversación, ya sea en persona, por teléfono o texto, o por correo electrónico, puede formar parte de la interacción entre el sanador y el buscador, pero nunca se trata de intentar convencer a alguien para que reciba una curación. Eso sería considerar al sanador como un medio a través del cual se produce la curación, en lugar del papel propio del sanador como una transparencia para la luz de Dios, una ventana en la que el paciente puede sentarse y ser calentado por la luz de Dios.

Mary Baker Eddy habla de esto en Escritos Misceláneos, en un formato de pregunta y respuesta:

“¿No consiste todo argumento en la imposición de una mente sobre otra?

“Las Escrituras se refieren a Dios como diciendo: “Venid luego…. Y estemos a cuenta”. No existe sino una sola Mente cabal, y es esa la que debiera gobernar al hombre, y sí lo gobierna. Cualquier coparticipación con esa Mente es imposible; y el único beneficio en hablar a menudo unos con otros, surge del éxito que pueda tener un individuo al alejar los pensamientos de otro, de la mente o del cuerpo humanos, y guiarlos hacia la Verdad. El mejor sanador es aquel que menos se hace sentir, y viene así a ser una transparencia para la Mente divina, la cual es el único médico; la Mente divina es el sanador científico.” (Escritos Misceláneos 1883-1896, Mary Baker Eddy, p. 59:19-31)

Por decirlo sin rodeos, la curación no es un proceso tortuoso en el que una persona convence a otra para que se cure. La curación es la acción del cielo, de la que tanto el sanador como el paciente aman dar testimonio activo.

Así que, en la historia bíblica relatada aquí de Mateo 12, Belcebú puede traducirse como “señor de los lugares altos” o “señor de las moscas”, y puede haber sido una herencia de un dios filisteo o una de las varias iteraciones de Baal de los cananeos. Se creía que formaba parte de la habilitación de exorcismos y estaba a cargo de demonios menores. Todo esto quiere decir que es justo ver a Belcebú como una personificación de la creencia en que una mente controla a otra mente. Jesús fue muy rápido e inmediato en dejar muy claro que no era ni un demonio, ni su propio poder personal, lo que permitía la curación. Afirmó en términos inequívocos que era el Espíritu de Dios el que expulsaba el mal.

Una mente que intenta controlar a otra mente, incluso con fines supuestamente buenos, acaba reduciéndose a nada más que hipnotismo. Nada bueno puede resultar de privar al pensamiento de su propio autogobierno. Una vez más, aunque una interacción con un sanador ciertamente puede implicar algo de conversación, el tratamiento curativo de la Ciencia Cristiana no se reduce a que una persona convenza a otra, o a que una persona ayude a otra a echar raíces en toda su historia personal (como en “háblame de tu madre”). La curación, tal como la enseñó Jesús, es la acción del Espíritu, que despierta el pensamiento para ver más claramente lo que Dios está haciendo realmente aquí. Esa acción es totalmente eficaz y totalmente presente, aquí mismo. Es un placer y un privilegio dar testimonio de ello: una actividad sanadora que no depende de la conversación humana ni de la fuerza de voluntad personal sobre el otro.


SECCIÓN 4 – SÓLO UNA INFLUENCIA CORRECTA

La historia del libro de Hechos, relatada en la cita bíblica 13, encaja muy bien con el tema de nuestra lección sobre el manejo del mesmerismo en todas sus formas.

La brujería (que según la Biblia practicaba Simón) es una rama de la hechicería. Y, aparte de los estereotipos de cuentos de hadas, hay muchas personas maravillosas que practican la brujería hoy en día en diversas formas, por lo que es muy importante que no confundamos los errores del paganismo (la creencia de la vida en la materia) con el valor innato y la bondad de las personas que practican el paganismo y la brujería.

Al mismo tiempo, es cierto que hay quienes intentan utilizar la brujería para influir negativamente en los demás, y en lugar de reírnos de ello, agrupemos esos intentos inmorales de controlar a los demás con otros intentos de controlar a los demás mediante el carisma, las técnicas de venta depredadoras o el alarmismo publicitado en el mercado de masas sobre la salud, las finanzas y las cuestiones sociales. El meollo de la cuestión es que sólo la Mente divina es la verdadera comunicadora. La Mente comunica a Sus ideas, a través de Sus ideas, sobre Ella misma y Sus ideas. Sinfonía, compositor, público, son todos Dios y Su manifestación. Simplemente no hay otro poder.

Ese es el meollo de la cuestión con Simón el hechicero. Estaba acostumbrado a obtener prestigio gracias a su enfoque carismático para hipnotizar a la gente; cuando vio que la Palabra de Dios que predicaba Felipe, y luego Pedro y Juan, les proporcionaba curaciones y beneficios verdaderos, se sintió muy sacudido. Es duro que tu visión del mundo se vea tan trastocada, y es interesante que en lugar de dejar que la Palabra lo transformara, Simón trató de encajar el poder transformador de Dios a su propio estilo de vida. Quería tratar de usar a Dios, en lugar de aprender a dejar que Dios lo usara a él.

La mejor manera de liberarse de las influencias invasoras es dar con gusto nuestro consentimiento activo a Dios, y sólo a Dios, como nuestro Todo-en-todo. Puede que le guste el artículo Retira tu consentimiento del Christian Science Journal (número de enero de 1982).


SECCIÓN 5 – NUNCA DEBEMOS TENER MIEDO

La cita bíblica 17 comienza con una declaración hermosa y memorable:

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. (2 Timoteo 1:7)

A veces, cuando una situación aterradora, dolorosa o simplemente frustrante llega a nuestra atención, podemos pensar que tenemos que tener miedo porque, bueno, obviamente, esta situación es aterradora. De hecho, es posible que el miedo ni siquiera nos parezca una opción, sino simplemente la forma en que deben ser las cosas, la forma en que debemos ser. Pero este pasaje, junto con un coro resonante de otros pasajes bíblicos, nos asegura que NO tenemos que tener miedo.

He aquí algunos ejemplos que me encantan:

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. (Josué 1:9)

“No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos cuando viniere, Porque Jehová será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso”. (Proverbios 3:25, 26)

“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” (Salmo 23:4)

“… No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, o Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.” (2 Reyes, 17)

Y por supuesto la lista continúa. Ahora, si NECESITÁRAMOS tener miedo, Dios en Su amor nos lo habría dicho, para ayudar a mantenernos a salvo. Podemos confiar en Él. Nuestro Padre-Madre nos ama tanto. Así que no importa la situación – incertidumbre sobre los próximos pasos, una necesidad inmediata de curación (como se relata aquí en esta sección), o simplemente sentirse un poco triste – cuando el miedo se presenta como una posible opción, podemos seguir ejerciendo con alegría nuestro propio autogobierno y ver cómo Dios nos está mostrando la presencia y el poder de su cielo.


SECCIÓN 6 – DIOS PUEDE SATISFACER TUS NECESIDADES CON SU ABUNDANCIA

Resumimos la lección de esta semana con esta maravillosa bendición.

“Tuya es, o Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos”. (Cita bíblica B18, 1 Crónicas 29:11)

Dios es infinito – por lo que Dios ya es todopoderoso. Dios existe para siempre, en todo el espacio.

¡Esto es algo de lo que podemos alegrarnos! Dios no tiene principio ni fin. Así que no hay principio ni fin para la bondad y el cuidado de Dios. La provisión de Dios no tiene fin.

“Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. (Cita bíblica 19 / Filipenses 4:19)

Es Dios quien suple todas nuestras necesidades conforme a sus riquezas y gloria. Me encanta la adición de Sus “riquezas y gloria”. ¡Esto nos muestra que Dios tiene lo suficiente para hacerlo! Dios no experimenta carencia o recursos limitados al tratar de satisfacer tus necesidades. ¡No! Dios tiene abundancia. Dios tiene la capacidad de hacerlo.

Dios es el Sanador, la Mente, el poder. Dios es la autoridad. Dios es todo.

“La ley de Dios está en tres palabras: “Yo soy Todo”; y esta ley perfecta siempre está presente para rechazar cualquier pretensión de otra ley”. (No y Sí, Mary Baker Eddy, p. 30:11-13)

 ¡Que tengan una semana bendita!

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top