Join us for the best summer yet!

¡VIVE HOY LA CLARIDAD, EL DISCERNIMIENTO Y LA CONFIANZA EN LA VERDAD!
Ideas de aplicaciones metafísicas para la Lección Bíblica trimestral de la Ciencia Cristiana sobre

Verdad
para el 23 de enero de 2021

por John y Lindsey Biggs, CS de Maryland Heights, MO
541 418 1176 johnbiggscs@gmail.com
541 460 3515 biggs.lindsey@gmail.com

traducción libre de P.Kelly autorizada por W.Huff


INTRODUCCIÓN

La ciencia y la ley son uno. Entonces, la ley de Dios es la verdad y la Verdad es la ley de Dios. ¿Qué cualidades nos da esto? Las cualidades de la ciencia y las cualidades de la Verdad son similares: La certeza, la comprensión, la fuerza, la seguridad, la confiabilidad, el coraje, la convicción, la precisión, la confianza, la inmutabilidad, la constancia, la consistencia, la integridad, etc. Estas son cualidades excelentes para incorporar y ciertamente son cualidades que queremos en nuestras oraciones, en nuestra comprensión de Dios y en nuestra demostración de la Verdad. Considera resaltar estas cualidades mientras lees la lección de esta semana. Estas cualidades provienen directamente de la Verdad, Dios. Pueden ser reflejadas y utilizadas en cualquier momento.

Echa un vistazo a la descarga de este póster de siete sinónimos [Seven Synonym poster. En inglés]. Es una gran herramienta para explorar estos sinónimos más profundamente y pensar en las cualidades de cada uno de estos sinónimos en esta serie de Lecciones Bíblicas y pensar cómo podemos expresarlos. Esta es una forma ayudar a que cobren vida para nosotros y ver cómo pueden imbuir cada aspecto de nuestro día.


TEXTO ÁUREO

“He aquí, Tú deseas la verdad en lo más profundo del ser. Y en lo oculto [de mi corazón] Tú me harás conocer sabiduría…” (Salmos 51:6 Biblia Amplificada)

¡Dios desea la Verdad! ¿Cómo podría Dios desear cualquier otra cosa? Dios es la Verdad. Dios quiere que nosotros conozcamos la Verdad. “…Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” (Juan 8:32)

¡Esto nos muestra que la voluntad de Dios para nosotros es la libertad! “El ser de Dios es infinitud, libertad, armonía y felicidad sin límites”. (Ciencia y Salud, p. 481:3–4)

Aquí es donde vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Y dado que nosotros somos el reflejo de Dios, reflejamos esta infinitud, libertad, armonía y felicidad sin límites. ¿Y qué hay respecto de la comprensión infinita? Sí, cada una de las ideas espirituales de Dios posee y refleja una comprensión infinita. ¿Y qué hay de la felicidad sin límites? ¡Sí, cada una de las ideas espirituales de Dios refleja y expresa una felicidad ilimitada! ¡Eso significa luz, alegría, libertad! ¡Algo que todos podemos estar de acuerdo en querer tener!

Dios nos está haciendo conocer la sabiduría. ¡Dios nos hace conocer la sabiduría! Y respondemos a esa causa a medida que despertamos a la comprensión espiritual del ser, de lo que es real y verdadero. Dios nos hace conocer la sabiduría y nosotros respondemos – todo en nuestro ser – responde a la Verdad. Ya que somos espirituales, respondemos al Espíritu (lo semejante produciendo lo semejante). El efecto es armonía, salud, alegría, movimiento y santidad.

Dios es la Causa y el efecto es la sabiduría, el verdadero conocimiento, la comprensión – y, sí, ¡la libertad!

¡La Verdad se conoce a sí misma, está conociendo su propia infinitud!


LECTURA ALTERNADA – EXPRESA TU CONFIANZA EN DIOS

Esta Lectura Alternada es una declaración directa y decidida de compromiso y reconocimiento. Compromiso de dependencia de y confianza en Dios, y reconocimiento de la naturaleza de Dios como omnipresente y completamente confiable. No estamos poniendo ciegamente nuestras vidas y esperanzas en las manos de Dios; sino que estamos admitiendo que Dios ES Vida. De ello se deduce que la expresión de la Vida nunca sería removida DE esa Fuente, esa Vida. Como indica el salmista en estos versículos incluidos en la Lectura Alternada, es bueno reconocer y agradecer las formas en que hemos visto el poder salvador de Dios y Su amor.

¡No queremos ‘encubrir Su justicia’ sino dejar que brille! Dios nos ama tanto; que tiene sentido que reflejemos ese amor en adoración constante por Él. ¿Cómo expresar este amor? Una gran manera es ser consistente con nuestra confianza en Dios. Confiamos en aquellos que amamos. ¡Esta lección proporciona algunos ejemplos maravillosos y revelaciones sobre cómo podemos vivir nuestra confianza en Dios!


SECCIÓN 1 – EN DIOS SÓLO HAY LUZ Y FUERZA

“tú eres el Dios de mi fortaleza” (cita B1/Salmo 43:2) ¡Dios nos da fuerza! La fuerza es una cualidad mental que viene de Dios. Infunde nuestro día con coraje, deleite, sinceridad, gratitud, paz y equilibrio. Nos da esa “ecuanimidad [que está] tan firme” (Esc. Misc., p. 224) que nada puede perturbarla o alterarla.

Se expresa en fortaleza física, mental y espiritual; un dominio nunca perturbado que nos da poder y fuerza.

La fuerza también puede describir esa Roca que es Dios. ¡Esta Roca no es resbaladiza! Es estable y segura.

¡La luz del Espíritu (inspiración, comprensión) nos guía! ¡Si no es luz o Verdad entonces no puede guiarnos y no queremos seguirla! “Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán…” (cita B1/Salmo 43:3) Queremos SÓLO Luz y Verdad para guiarnos – esto destruye la niebla y nos permite ver, oír y sentir la Verdad ¡claramente! Esto nos da claridad espiritual. Es difícil ver algo en la niebla. La Verdad es como la luz del sol que evapora la niebla y nos da visiones claras e inspiradas.

“’Sea la luz’, es la exigencia perpetua de la Verdad…” (cit. C3/p. 255) ¿Qué nos muestra esto? Esa Verdad quiere ser conocida. La luz significa revelación, comprensión, despertar, iluminación.

La luz revela las formas espirituales de la belleza y bondad divinas; revela nuestra alma como existente en el Espíritu; revela la idea-Cristo como la identidad de cada uno de nosotros; nos da nuestro valor y valía. Es tan importante y esencial. ¡Nadie puede caminar en la oscuridad! Somos hijos de la luz gobernados por una conciencia de la luz. Entonces, esta “demanda perpetua” se está imponiendo. Nos permite ver “como en el cielo, así también en la tierra” (CS 17:2) la perpetua regla y ley de la armonía. Nos ayuda a ver (percibir y comprender) el “Reino de los Cielos” en la tierra, el verdadero “… reino de la armonía” en el cual “… el Alma es suprema” (ver el Glosario de Ciencia y Salud, 590:1).

Así que la luz — la comprensión espiritual — es el resultado de la Verdad. La Verdad se impone a sí misma. ¡Es la demanda perpetua que todos podemos cumplir!


SECCIÓN 2 – QUÉDATE QUIETO Y ESCUCHA A DIOS, A LOS MENSAJES DE LA VERDAD

“El concepto judío de verdad (aquí traducido del hebreo ’emet’)’incluye estabilidad, certeza y confiabilidad. Comunica tanto la verdad de Dios, como en este pasaje, como la verdad de los hombres”. (“Bible Lens”, Christian Science Sentinel ) (cit. B3/Salmo 85:11-13)

“Estad quietos y conoced que yo soy Dios: seré exaltado entre las naciones, enaltecido seré en la tierra”. (cita B5/Salmo 46:10)

La quietud es una cualidad tan importante de Dios. Es la esencia de la oración y de nuestra comunión con Dios. Significa aquietarse y escuchar — realmente escuchar — el mensaje de Dios. Mary Baker Eddy lo describe de esta manera: “En el santuario callado [quieto] de las aspiraciones sinceras, debemos negar el pecado y declarar la totalidad de Dios”. (Ciencia y Salud, 15:16–18)

La mayoría de nosotros tenemos muchos clamores en nuestras cabezas día a día respecto a todas las cosas que tenemos que hacer, etc. Según algunas fuentes, ¡los humanos tienen 70,000 pensamientos por día! Eso es un montón de pensamientos. Pero realmente lo que queremos es saber, y ahí es donde ayuda quedarse quieto y escuchar a Dios.

Permitimos que Dios comunique lo que Dios está escuchando y sabiendo, y esto silencia la voluntad humana y su clamor por llamar la atención.

“El Espíritu, Dios, es oído cuando los sentidos están en silencio”. (Ciencia y Salud, 89:20–21) Cuando los sentidos están en silencio, el sueño de lo que sea que parece estar pasando se rompe, permitiéndonos calmarnos y sentir la convicción que viene de comprender verdaderamente a Dios, lo que lleva a la demostración — experimentando realmente el amor de Dios. Experimentar tal “bendición” para nosotros mismos nos permite “… reconocer la existencia verdadera y sentir la paz inefable que viene de un amor espiritual que lo absorbe todo” (Ciencia y Salud, 264:27)

Fue reportado que el Dr. Albert Einstein dijo una vez: “Quiero conocer los pensamientos de Dios; el resto son meros detalles”.

Puedes disfrutar del podcast reciente de John sobre el poder curativo de la quietud y la curación de una lesión en el tobillo que tuvo como resultado. “The stillness that makes all the difference“ [“ La quietud que marca la diferencia ”]


SECCIÓN 3 – COMPLETA HASTA EL FINAL TU CONFIANZA EN DIOS

Si realmente confiamos en Dios, entonces debemos seguir adelante con lo que eso significa. Si confías en alguien, le hablas con franqueza y sigues adelante sin verificarlo dos veces. Y luego, cumples con la forma en que dijiste que actuarías. Ana expresó esta confianza — su amor — por Dios, y este es un modelo maravilloso para nosotros también.

Hace varios años, estaba sirviendo como practicista de la Ciencia Cristiana en uno de los campamentos de verano. Los campistas, los consejeros y yo estábamos todos participando en un gran día de trabajo en equipo, y me pusieron a trabajar junto con un consejero que ya era un buen amigo mío.

La actividad siguiente fue un ‘paseo de confianza’, que en este caso significaba que uno de nosotros tenía los ojos vendados y el otro tenía que guiar al que tenía los ojos vendados. Hay muchas maneras de jugar esta actividad — puedes tener la regla de no tocar al que tiene los ojos vendados y guiarlo solamente con la voz, o sin voz y solo tomarlos de la mano, o lo que decida el líder del grupo.

En este caso, mi amigo me estaba guiando usando solo su voz. Ahora, ¡realmente, a mí no me gustan los paseos de confianza! No sé por qué, pero siempre me he sentido muy incómodo con toda la experiencia. Y ese día, tratando de caminar por el patio y una cabaña, me sentí muy nervioso. Pero mientras caminábamos, un mensaje de un ángel sanador vino directamente a mí: “John, tu amas a este amigo. Tú sabes que este amigo no te hará daño. Puedes actuar de una manera que exprese fielmente tu amor y confianza en este amigo”. Estuve de acuerdo con este mensaje de ángel –amaba a este amigo y estaba muy contento de pasar esta sesión de campamento con él — y me di cuenta de que una forma en que podía expresar mi confianza en él sería seguir con confianza a donde sea que me guiara.

Mi ritmo se aceleró a una velocidad de caminata normal (yo había estado avanzando muy de a poco antes, porque tenía miedo) y él comentó después, mientras estábamos en nuestra sesión informativa, cuánta diferencia notó en mí y estaba muy feliz de escuchar esa pequeña historia y el mensaje del ángel que recibí.

Desde entonces, me ha encantado considerar: si amo y confío en _____ (esta persona, o en Dios, o en…), ¿estoy actuando y pensando de una manera que indique fielmente ese amor?

Mientras caminamos y pensamos de manera que fielmente indiquen nuestro amor por Dios y nuestra confianza en Su naturaleza y presencia, seguiremos viendo más y más cómo Él nos ama.

SECCIÓN 4 – SIGUIENDO LA GUÍA DE DIOS

“Oh Señor, ¿quién puede hospedarse [como un huésped] en Tu tienda? ¿Quién podrá morar [continuamente] en Tu monte santo? El que anda con integridad y fortaleza de carácter, y obra justicia, Y habla y guarda la verdad en su corazón.” (cita B11/Salmo 15:1,2 Biblia Amplificada)

Todos queremos escuchar la dirección de Dios al tomar una decisión importante. Este pasaje de Ciencia y Salud nos asegura que nuestro deseo de prestar atención a los motivos correctos y seguir la dirección de Dios dará como resultado el fruto que necesitamos.

“Cuando esperamos pacientemente en Dios y buscamos con rectitud la Verdad, Él endereza nuestra vereda”. (cita C14/254:10)

Los motivos correctos permiten que nuestro pensamiento se eleve y dan como resultado palabras y acciones que tienen fuerza y libertad — como bendecir a nuestras iglesias, a un individuo en particular o nuestras oraciones por la humanidad. ¡Estos son motivos correctos que permiten que nuestro pensamiento se eleve!

“Los motivos correctos dan alas al pensamiento, y fuerza y libertad a la palabra y a la acción”. (Ciencia y Salud, 454:20–21)

El himno 553 ilustra un punto similar:

Nuestro deseo de atender el llamado de Dios / nos eleva a un nuevo diseño, / delineado por pura inspiración, / retratado en la línea de gracia del Amor.

“Cuando nuestros propios planes parezcan desmoronarse / Incompletos o mal definidos, / Volvámonos a la creación de Dios, / Siempre perfectamente alineada.

“Con el modelo ante nosotros, / Dios perfecto y hombre perfecto, / Dejemos que la totalidad de Dios reine dentro de nosotros, / Que la voluntad de la Mente perfeccione nuestro plan.

“Mucho más allá de los límites de la materia, / Sin restricciones por el miedo o el tiempo, / Todos nuestros planes se desarrollan juntos / En la armonía y la rima del Alma”. (Himnario de la Ciencia Cristiana, Núm. 553:1–4)


SECCIÓN 5 – LA VERDAD ES VERDADERA PARA TODOS

La historia bíblica relatada en la cita 15 es difícil de entender. Si simplemente lo abordamos como un evento singular sin ningún contexto o referencia, ¡es fácil pensar que Jesús estaba siendo un poco mezquino! Y es cierto que hay muchas maneras diferentes de leer nuestra Biblia y en diferentes días, algo nuevo puede parecernos fresco y sanador. Una forma de leer esta historia que realmente me ha ayudado proviene del libro “Historias de curaciones” [disponible por ahora solo en inglés] que se vende en la Salas de Lectura de la Ciencia Cristiana.

Aprendí que en lugar de los comentarios de Jesús sobre ser enviado solo a los judíos, o sobre el pan y los perros de los niños, siendo grosero y mezquino con la mujer, “él dijo en voz alta lo que sus discípulos podrían haber estado pensando”. (Historias de curaciones, p. 97) Está claro por la narración que ellos no pensaban que esta mujer y su hija valieran mucho o fueran dignas de atención. ¡Pero sabemos por el ministerio de Jesús a lo largo de los Evangelios que él estaba dispuesto a ayudar a cualquiera que viniera a él! Entonces, no tiene sentido que suponer que en este caso él estuviera siendo mezquino.

Jesús estaba señalando el error o el pensamiento erróneo de exclusión que estaban expresando los discípulos… y la mujer, con gran fidelidad, respondió de una manera que mostraba su mansedumbre y disponibilidad para comprometerse con el Cristo sanador. Jesús debe haber estado muy feliz de escuchar su inmediata respuesta y de ver cómo ella no retrocedía ante el comportamiento exclusivo mostrado por los discípulos. Jesús sabía que el amor de Dios es para todos, y debe haber estado muy contento de mostrar esto a sus alumnos aún más claramente.

En nuestras vidas, ¿estamos alguna vez tentados a pensar que alguien podría no merecer la curación? ¿O que verán la curación solo si actúan de cierta manera? Si alguna vez nos sentimos así, es bueno reconocer activamente ese pensamiento como una tentación de creer que la familia y el gobierno de Dios están rotos — que algunos podrían quedar fuera del cuidado de Dios.

No es nuestro trabajo decidir quién merece y quién no merece recibir amor, rejuvenecimiento y transformación. Ciertamente no podemos hacer el trabajo de otros por ellos, pero PODEMOS aprender a comportarnos y a pensar de manera accesible y acogedora para todos — como lo expresó Santiago en su carta, para honrar “la sabiduría que es de lo alto, es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.” (Santiago 3:17) Esto es honrar el hecho de que la Verdad es verdadera para todos, no solo para algunos.


SECCIÓN 6 – EL DISCERNIMIENTO ESPIRITUAL DEL BIEN ESPIRITUAL

“El dinero de los tributos o impuestos planteó un dilema para los judíos. Según el código hebreo, debían evitar las imágenes (ver Éxodo 20:4; Levítico 26:1; Deuteronomio 4:15–19, 23). Pero las monedas requeridas para pagar impuestos tenían la imagen de César. Jesús elude inteligentemente los intentos de los fariseos por tenderle una trampa, al tiempo que da a entender que las meras monedas no tienen valor en comparación con las cosas de Dios. Una autoridad bíblica interpreta el significado de lo dicho por Jesús de esta manera: “. . . es posible ser un verdadero ciudadano del reino y, sin embargo, someterse quietamente al gobierno civil de un potentado extranjero’”’ (“Bible Lens Research”, Christian Science Sentinel)

¡Me encanta esta historia bíblica porque es muy práctica! Como cristianos, nos encanta mantener nuestro enfoque en el Espíritu y en Cristo y vivir el evangelio – y sin embargo aun así debemos pagar nuestros impuestos, facturas, etc. Este relato nos asegura que podemos satisfacer prácticamente nuestras necesidades diarias y mantener nuestro pensamiento centrado en el Espíritu.

Mary Baker Eddy escribe: “De esto se deduce que los hombres de negocios y los cultos eruditos han encontrado que la Ciencia Cristiana amplía su resistencia y sus poderes mentales, amplía su percepción del carácter, les da agudeza y amplitud de comprensión y una habilidad para exceder su capacidad ordinaria”. (Ciencia y Salud, pág. 128:6–11)

Esto es lo que Jesús estaba expresando — discernimiento espiritual; la capacidad de percibir los corazones y los motivos de quienes estaban a su alrededor. ¡Qué gran cualidad es esa para la gente! La Biblia nos dice: “… Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” (I Samuel 16:7) Entonces, es natural que nosotros también reflejemos esa habilidad.

Cada uno de nosotros también tiene el discernimiento espiritual que necesitamos. Ciencia y Salud nos dice que es nuestro “sentido espiritual” el que nos da el discernimiento del bien espiritual. Nos permite percibir la bondad en nosotros mismos y en los demás. Es la intuición que necesitamos para discernir qué motivos queremos seguir y nos salva de hacer transacciones infructuosas. Nosotros reflejamos la capacidad de prestar atención al discernimiento de la Mente divina para dirigirnos en todas nuestras interacciones con los demás.

Puede disfrutar de este hermoso artículo “Loaves, fishes, and…cherry tomatoes”  [disponible por ahora solo en ingles] “ [Panes, peces y… tomates Cherry] ” sobre el poder de discernir y confiar en la provisión del Amor divino cuando parecía no haberla.


SECCIÓN 7 – LA VERDAD INCLUYE TODO LO QUE NECESITAMOS

Sin un templo separado, sin un sol separado… todo lo que se necesita ya está incluido en la estructura misma de esta “Nueva Jerusalén”. Cuando confiamos en la Verdad, nos involucramos con la Verdad, no estamos llamando al servicio de atención al cliente y esperando que algún ángel venga eventualmente y nos ayude un poco.

Cuando moramos en un estado de activa y amorosa confianza en la naturaleza y presencia de la Verdad, admitimos que todo lo que necesitamos está aquí mismo. La expresión no está privada de ningún aspecto de Aquel que Expresa [o sea Dios]; el efecto participa enteramente de la Causa.

Esta idea de permanecer enteramente dentro de la Totalidad de la presencia de Dios me recuerda que la oración no es una tarea onerosa, o algo que debemos marcar en nuestra agenda del día, o una forma de obtener lo que queremos. Mary Baker Eddy da esta hermosa descripción de lo que realmente es la oración:

“La oración verdadera no es pedir a Dios que nos dé amor; es aprender a amar y a incluir a todo el género humano en un solo afecto. Orar significa utilizar el amor con que Dios nos ama. La oración engendra un deseo vivo de ser buenos y de hacer el bien. Hace descubrimientos nuevos y científicos de Dios — de Su bondad y Su poder. Nos muestra más claramente de lo que nosotros habíamos visto antes, lo que ya tenemos y somos; y sobre todo, nos muestra lo que Dios es. Avanzando en esta luz, la reflejamos; y esta luz revela los verdaderos cuadros de la Mente en la oración silenciosa, lo mismo que la fotografía recoge la luz solar para retratar la cara de pensamiento gratos.” (No y Sí, 39:19)

La oración es amor viviente. Cuán natural, entonces, es que morar en la Nueva Jerusalén – espiritualmente definida en el Glosario como “La Ciencia Divina; las realidades espirituales y la armonía del universo; el reino de los cielos, o reino de la armonía.” (Ciencia y Salud, 592:18) nos llevaría a una vida de amor vivido. De hecho, la cita que cierra esta Lección, C32, afirma que esta Verdad, este hecho perfecto del ser, ¡ES aquí! Y solo tenemos que vivirlo.

Toma especial nota esta semana de cada oportunidad de vivir realmente la confianza que tienes en Dios. Aprovecha la presencia de la Verdad. Cuando te sientas confundido, asustado, herido, no trates de convencerte a ti mismo que eso no es cierto; apóyate en aquello en lo que confías, la divinidad de la Verdad que es confiable, sanadora y completa. Vive la verdad. ¡La verdad es que eres libre! Qué maravilloso es saber que la Verdad divina nunca te perdió, y que siempre conoce y define todo acerca de ti. ¡Eres muy amado, y esa es la verdad!

Disfruta aprovechando cada oportunidad esta semana para vivir ese amor por ti mismo y también para también mostrar a otros esta maravillosa verdad.

 

 

American Camp Association

MAIN OFFICE
(November - May)
410 Sovereign Court #8
Ballwin, MO 63011
(636) 394-6162

CAMP OFFICE
(Memorial Day Weekend - October)
19772 Sugar Dr.
Lebanon, MO 65536
(417) 532-6699

Support our mission!

CedarS Camps

Back
to top